cuarto rescate en la ue

Draghi dice tener todo listo para atajar el caos si los comicios griegos lo desatan

Garantiza a la banca solvente toda la liquidez que precise y reclama a Europa mayores poderes para el BCE

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Mario Draghi no se anduvo ayer con chiquitas. Cansado de ser el blanco de todas las iras de los Gobiernos de la periferia europea por no salir a escena cuando más se le necesita -alguien les debería decir que cuando uno quiere hacer gala de su independencia lo primero que hace es no ceder a las presiones-, el presidente del BCE les vino a espetar que estaría más que gustoso si tuviera el poder de hacerlo. Cree el guardián del euro que para doblegar la crisis es necesario fortalecer la unión monetaria. ¿Cómo? Con una mayor centralización de los poderes, lo que reforzaría la figura del BCE. Sostiene Draghi que eso no significa perder soberanía.

No todo fueron reproches. Y es que el presidente del BCE dejó claro que tiene todo listo para evitar que el caos se apodere del sistema financiero europeo si los resultados de las elecciones griegas alimentan el fantasma de la salida helena del euro y, lo que es más importante, el temor a una ruptura de la eurozona. Traducido, que pondrá toda la carne en el asador para garantizar la liquidez que precisen las entidades. Las que sean solventes, claro. «Es lo que hemos hecho a lo largo de toda la crisis y es lo que seguiremos haciendo», dijo.

«Para la estabilidad hace falta una base fuerte de política financiera, fiscal y estructural»

Draghi no se anduvo por las ramas al reconocer que «existe un riesgo grave para Europa» ante las cruciales elecciones griegas. Tanto es así que, según adelantó Reuters el jueves, los principales bancos centrales del mundo han diseñado un plan para atajar cualquier atisbo de pánico. El Banco de Japón lo confirmaba ayer: «Si hay un problema de liquidez, los bancos centrales tienen la capacidad de proveerla en sus propias divisas o en otras», señaló la máxima autoridad monetaria nipona, informa Efe.

Precedentes

No sería la primera vez que lo hacen. La última fue en noviembre del año pasado, cuando el BCE, la Reserva Federal y los bancos centrales de Canadá, el Reino Unido, Japón y Suiza unieron sus fuerzas para para inyectar liquidez al sistema financiero mundial. Entonces acordaron reducir el tipo de interés de las operaciones de intercambio en dólares y establecer acuerdos bilaterales temporales de intercambio de liquidez, para ofrecerla en todas las jurisdicciones y en cualquiera de sus divisas hasta febrero del 2013.