España, condenada a pedir ayuda para salvar los bancos

Arrecia la presión para que el Gobierno llame a la puerta de Europa solicitando el dinero que no tiene

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Arrecia la presión para que España llame a la puerta de Europa solicitando el dinero que no tiene para sanear sus bancos. Rajoy se resiste como gato panza arriba. Pero acabará claudicando. Todo el mundo en el mercado da por seguro que habrá rescate. Es más, a última hora de la tarde de ayer muchos insistían en que la petición podría materializarse, si no este fin de semana, antes del próximo, porque Merkel quiere tener ese problema resuelto antes de las cruciales elecciones griegas del próximo domingo.

Si se confirman las sospechas, quedarían dos cuestiones por resolver.

¿De cuánto dinero estamos hablando?

No se sabe a ciencia cierta. Faltan las valoraciones de las auditoras. Esas a las que el Gobierno prefiere esperar para decidir. Pero el mercado da por buenos los 40.000 millones de los que habla el informe del FMI. Hasta ahora, Europa ha destinado 3,8 billones de euros a sanear bancos, entre inyecciones directas, avales, préstamos... Solo el Reino Unido, 850.000 millones de libras (un billón de euros), y EE.?UU., 700.000 millones de dólares.

¿Qué nos pedirán a cambio de la ayuda?

Las condiciones se centrarían, sobre todo, en el sector financiero (inspecciones periódicas de los hombres de negro en los bancos intervenidos y brutales reestructuraciones de estos, entre otras cosas), pero que nadie piense que no van a salpicar a la política económica del país. Las reglas del fondo de rescate son muy claras: el Estado que recibe la ayuda ha de demostrar que su política presupuestaria es sólida y que puede devolver los fondos. Estará sujeto a «continua vigilancia» y obligado a seguir las directrices de Europa en materia de déficit.