La Xunta lamenta la «inflexibilidad» de Bruselas respecto del «tax lease»

Los empresarios instan al Gobierno a presentar una propuesta que pueda aceptar Europa

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Xunta pone el foco en la «inflexibilidad» de la Comisión Europea de la Competencia como principal freno a la esperada solución del tax lease (sistema de bonificación fiscal a la construcción naval), que permita acabar con la sequía de pedidos que afecta a los astilleros españoles en general y gallegos en particular. El conselleiro de Industria subrayó ayer la defensa que del sector naval «con hechos y no con palabras» están haciendo los Gobiernos de Feijoo y de Rajoy, defensa que, dijo, se encuentra con el muro de Bruselas.

Por otra parte, a Javier Guerra no le sorprende «nada» el reparto de responsabilidades que realizan los sindicatos entre los Ejecutivos central y autónomo sobre el enquistamiento del problema que, denuncian, «sigue en el mismo punto que hace diez meses». El conselleiro, tras insistir en que para la Xunta el naval es un sector «estratégico y, por tanto, prioritario», señaló que lo que no dicen los sindicatos es que el ministro anterior «ni siquiera se sentó con el comisario Almunia».

Sobre la presencia del PP en la manifestación del pasado sábado en Vigo, Guerra fue contundente: «Si el lema era la defensa del naval tenía que estar».

La crisis del sector

Por su parte Asime, la patronal del metal, incidió en la urgencia de que el Gobierno central presente una propuesta de tax lease «dentro del marco de los principios comunitarios», esto es, a la que Bruselas pueda dar el visto bueno «y siempre teniendo en cuenta que tiene que ser competitiva».

Considera Asime que el Ejecutivo de Rajoy debe hacer «mayores esfuerzos» para solucionar el grave problema por el que atraviesan los astilleros que, en lo que va de año, no han suscrito ni un solo contrato. «Tiene que encarar la situación con la misma valentía y fortaleza que este país demostró en otras crisis sectoriales», dicen.

Hacen hincapié en que estos diez meses sin tax lease se están traduciendo en un claro desequilibro entre la cartera de los astilleros españoles y los del resto de Europa.

Igual que los sindicatos, entiende Asime que la mejor vía para acabar con la «injusticia» no son los tribunales aunque, al contrario que aquellos, no descartan esa posibilidad si se mantiene el «trato discriminatorio».

Los trabajadores no quieren ni oír hablar de esa posibilidad que, dicen, «supondría la segura desaparición del sector». Insisten en que el camino es aplicar los mismos incentivos que hay en Holanda o Alemania, que sí están construyendo buques sin tax lease, «salvo que Soria y Almunia pactaran el entierro del naval, que no está descartado».

Buzos de faena colgados en las instalaciones de Navantia, en Ferrol, en protesta por la falta de trabajo en el astillero. ángel manso