Eliminar las diputaciones ahorraría 22.000 millones, la mitad del ajuste

Fusionar municipios, suprimir empresas públicas o el Senado aliviarían las cuentas


madrid / la voz

No serán 16.500, sino del orden de 40.000, los millones que el Estado tendrá que ahorrarse este año para cumplir con los objetivos de déficit comprometidos con Europa. Así lo aseguró el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la víspera de la aprobación en el Congreso del primer paquete de medidas de ajuste -que incluyen subidas de impuestos- diseñado por el Ejecutivo y que, en conjunto, se traducen en una reducción del gasto de 8.900 millones.

La pregunta ahora es por dónde se seguirá recortando. Y entre las posibles respuestas vuelven a desempolvarse viejos debates sobre la conveniencia de eliminar, o cuando menos rediseñar, instituciones que se han quedado obsoletas y son, además, un saco sin fondo para los recursos públicos. La supresión de las diputaciones, del Senado o de las cámaras de comercio, entre otros organismos, o la persecución del fraude fiscal podrían ser parte de la solución. Pero ¿cuánto ahorro supondrían?

diputaciones

El 50 % del recorte estimado. Creadas hace dos siglos, las diputaciones llevan tiempo en el punto de mira. Según un reciente informe del Círculo de Empresarios, las 38 diputaciones provinciales, tres forales (correspondientes a cada una de las provincias vascas), siete cabildos y cuatro consejos insulares suponen un gasto anual cercano a los 22.000 millones de euros.

De ellos, algo más de 15.000 millones corresponden a las tres forales (Vizcaya, Guipúzcoa y Álava), mientras que los 6.800 millones restantes los suponen las demás instituciones intermedias, cuya función principal es prestar servicios (culturales, sociales, de mantenimiento de carreteras o gestión) a los municipios más pequeños.

Con más de un millar de diputados provinciales, emplean a cerca de 80.000 personas (casi la mitad de su presupuesto se va en personal y gastos de funcionamiento) y tienen otro punto débil en su deuda, que al cierre del 2010 alcanzaba los 6.358 millones de euros.

Tan abultadas cifras son especialmente relevantes en este momento de crisis porque, además de equivaler a la mitad del recorte anunciado para este ejercicio por el Gobierno, dichos organismos han ido perdiendo sus funciones en un Estado tan descentralizado como el español. «Estos entes locales intermedios han quedado, en la mayoría de los casos, relegados, lo que los convierte en Administraciones redundantes», además de añadir una «complejidad innecesaria que solo alimenta el gasto, la confusión competencial y la ineficiencia», recoge el mismo informe.

En el 2010, el entonces ministro de Fomento, José Blanco, abogó abiertamente por su supresión, mensaje que luego abanderó el expresidente Felipe González, y el pasado verano, también el candidato Rubalcaba. Pero aunque el PP dijo estar dispuesto a suscribir un pacto de Estado para reformarlas, Rajoy es partidario de mantenerlas.

ayuntamientos

Fusionar municipios. Otra receta para hacer más eficientes las cuentas pasaría -según el informe del Círculo de Empresarios sobre Administraciones territoriales- por reducir el número de municipios. En España hay 8.114 ayuntamientos, de los que un 60 % tienen menos de 1.000 habitantes. Aunque no cuantifican el ahorro, los empresarios ponen como ejemplo la reorganización municipal de Dinamarca (en el 2007 pasó de 275 a 98) para dar respuesta a las crecientes dificultades que tenían para hacer frente a las múltiples competencias asumidas. También en Grecia -por la insostenible situación económica del país- se aprobó por ley reducir de 1.034 a 355 el número de municipios.

En cualquier caso, si no por una fusión, abogan por cooperación intermunicipal que permita optimizar recursos y reducir costes.

empresas públicas

Ya en estudio. El Ministerio de Hacienda ya tiene en marcha un estudio, según informó la pasada semana al Consejo de Ministros Cristóbal Montoro, para reducir el número de empresas públicas. El Banco de España alertó de que una de las vías de agua de la disciplina fiscal de las autonomías -también en el punto de mira por sus déficits desbocados- está en las empresas públicas, cuya deuda se ha duplicado entre el 2004 y el 2010, pasando de 17.284 millones a más de 29.000. De las más de 4.000 empresas públicas, en números redondos unas 1.900 dependen de las comunidades y otras 1.700 de los ayuntamientos.

senado

El debate infructuoso. Aunque la supresión de la Cámara alta no se traduciría, en términos económicos, en un ahorro cuantioso, el debate sobre su utilidad se ha reavivado con la crisis. La integran 207 senadores electos y 56 más designados por las comunidades, y el pasado año su presupuesto ascendió a poco más de 55 millones, un 6,7 % menos que en el 2010. Son muchos los constitucionalistas que defienden su clausura en caso de que no se reforme, dado que se ha convertido en una Cámara inútil.

cámaras de comercio

En la cuerda floja. Con 125 años de existencia, la supresión -aprobada por el Gobierno de Zapatero- de la obligatoriedad de las cuotas con las que las empresas cofinanciaban a estas entidades, las ha colocado en la cuerda floja, pues dichas cuotas suponían el 60% de su presupuesto anual.

deudas del fútbol

Casi 700 millones. La deuda de los clubes de fútbol con Hacienda y con la Seguridad Social es un secreto bien guardado. El pasado septiembre, el entonces director general de la Agencia Tributaria la calificó de «importante» e «inadmisible», pero no dio cifras. Las últimas disponibles (de hace menos de un año) apuntan a más de 690 millones de deuda tributaria, a la que habría que añadir la desconocida con la Seguridad Social.fraude fiscal

Cerca de 90.000 millones. Desde la organización de los Técnicos de Hacienda (Gestha) estiman que la tasa de economía sumergida es del 23,3 % del PIB, y que en el 2010 las arcas dejaron de ingresar nada menos que 88.000 millones por este concepto.

Texto

Votación
104 votos
Etiquetas
Agencia Tributaria Banco de España Consejo de Ministros Cristóbal Montoro Felipe González José Blanco Ministerio de Hacienda PIB PP Mariano Rajoy Alfredo Pérez Rubalcaba Seguridad Social Grecia Fraude fiscal Guipúzcoa Senado Deuda del fútbol Vizcaya Álava