Imagen:

El Gobierno ofrece pactar «mañana mismo» la reforma de las pensiones

La séptima huelga general de la democracia enfrenta a Zapatero con las centrales sindicales


redacción/la voz.

El Ejecutivo de Zapatero libra hoy el mayor pulso frente los sindicatos de sus dos legislaturas, con la reforma laboral más polémica de la historia de España como telón de fondo.

En Galicia, 1.842.595 personas en edad de trabajar (de 16 a 64 años) y 211.532 parados (115.163 mujeres y 96.369 hombres) están llamados al séptimo paro general de la democracia, el quinto convocado contra un Gobierno socialista. El PP de Aznar soportó otro en el 2002 por la reforma de la protección por desempleo; y Adolfo Suárez vivió la primera huelga general en abril de 1978, en plena transición.

El clima en la calle ante la convocatoria sindical deja traslucir cierto escepticismo, con encuestas a favor y en contra de la eficacia de la protesta, y con la mirada puesta en la actuación de los piquetes, que podrían inclinar la balanza final hacia el Gobierno o hacia la representación laboral.

La negociación de los servicios mínimos presenta claroscuros. El Ejecutivo central cerró un acuerdo marco que blinda los servicios considerados básicos, como el transporte o la sanidad. Pero en muchas comunidades autónomas no se ha llegado a un entendimiento. En Galicia, mientras instituciones como el Puerto de Vigo, el de A Coruña, o muchos ayuntamientos llegaron a punto de acuerdo, la Xunta estuvo hasta ayer pendiente de la decisión del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Finalmente, el alto tribunal gallego falló a favor del decreto redactado por el Ejecutivo de Feijoo y en contra de la denuncia de los sindicatos CC.?OO. y UGT. La Xunta señaló que espera el «máximo respeto» sindical.

El Gobierno central tiene la consigna de «respetar» la huelga y no entrar hoy en una guerra de cifras con los sindicatos. Tras insistir en que la reforma laboral aprobada en el Parlamento con los únicos votos del PSOE «no se modificará», el lunes invitó a los sindicatos a sentarse a negociar los reglamentos que deberá desarrollar la nueva ley.

Y ayer, el portavoz del Ejecutivo de Zapatero, José Antonio Alonso, reiteró la oferta a las centrales para negociar «mañana mismo» la también polémica reforma de las pensiones, que el Gobierno prevé aprobar en diciembre.

Los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, se negaron a aceptar la oferta de diálogo del Gobierno. Méndez dijo que los sindicatos acatarán los servicios mínimos, pero advirtió de que la responsabilidad «de cualquier cosa que ocurra» será «de los que pretenden cercenar el derecho a la huelga». En Galicia, la protesta incluirá manifestaciones en Ferrol, A Coruña, Cee, Compostela, Ribeira, Burela, Lugo, Ourense, Vilagarcía, Pontevedra, Vigo y Lalín. En paralelo, la CIG ha convocado marchas alternativas.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Huelga José María Aznar Pensiones PP PSOE Seguridad Social UGT Xunta de Galicia Paro Cándido Méndez CC. OO. Ignacio Fernández Toxo Adolfo Suarez Huelga general Lugo ciudad Ourense ciudad Reforma Laboral Transporte Comarca do Barbanza A Mariña Pontevedra ciudad Ferrol ciudad A Coruña ciudad Vigo ciudad CIG Comarca de Ferrolterra Puerto de Vigo Comarca do Salnés Lalín Ribeira Cee Burela Vilagarcía de Arousa Comarca da Coruña Comarca de Fisterra Comarca de Lugo Comarca da Mariña Central Comarca de Ourense Comarca de Vigo Comarca de Pontevedra Comarca do Deza