Imagen:González está montando una empresa para capear la crisis

«Hoy es imposible encontrar trabajo, sobrevivimos a base de vender caprichos y a la ayuda de los padres»


José González lleva casi dos años apuntado en el paro y julio ha sido el último mes en el que tenía derecho a cobrar el subsidio por desempleo, 700 euros brutos que, una vez aplicadas las retenciones, «se quedan en mucho menos», según asegura. «Trabajaba en un taller de granito cuando me quedé en la calle, tras 14 años en la empresa», recuerda González, de 38 años.

Este trabajador achaca la pérdida de su empleo «a los problemas del sector de la construcción en Vigo», aunque reconoce que la crisis económica, que ya empezaba a aflorar entonces, también tuvo algo que ver. «Todo influye, además afecta a la hora de intentar conseguir otro empleo. Hoy es imposible encontrar trabajo estable», indica.

Es por eso por lo que José, casado y sin hijos, ha decidido montar su propio negocio junto a su esposa. «Tenemos nuestras esperanzas puestas en un centro de día que llevamos montando desde que me quedé en paro», afirma. Y por eso espera «no tener que recurrir» al nuevo subsidio en caso de aprobarse. Mientras tanto, admite que han pasado apuros económicos. «Sobrevivimos a base de los ahorros que teníamos, de vender caprichos como la moto y de la ayuda de los padres. Al final, los jubilados son los que mejor están», opina.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Crisis económica Paro Vigo ciudad Crisis financiera Comarca de Vigo