Fontecelta no pudo distribuir por una huelga de transporte


31/07/2008 02:00 h

La empresa de agua Fontecelta, con sede en la localidad lucense de Sarria, no pudo distribuir sus productos por la presencia de piquetes en la factoría que impidieron que se cargaran los camiones.

Las exigencias de los transportistas en paro se limitan a pedir que la empresa adecúe los precios a los que rigen en el sector de la alimentación, y señalaron que no se habían subido las tarifas en la última década. Lamentan que los responsables de Fontecelta rechacen todas sus propuestas y anuncian que mantendrán su actitud hasta que alcancen un acuerdo.

El gerente de Fontecelta, Horacio Gómez, rechazó estas acusaciones y advirtió de que no está dispuesto a permitir «un chantaje de una plataforma que quiere tener exclusividad en el transporte y cobrar lo que se le antoje».

Horacio Gómez confirmó que ya adoptaron la medida de adquirir camiones para crear una flota propia de transporte. Dijo que aceptar las peticiones de la plataforma podría significar el cierre de la factoría, al ocasionarles un desembolso anual de 400.000 euros. El empresario comentó que habían aceptado dos subidas últimamente y que no podían asumir más.

Votación
1 votos