Detienen a tres transportistas en Vilalba por bloquear con camiones el acceso a Lactalis


11/02/2008 02:00 h

El conflicto del transporte de mercancías por carretera se saldó en la jornada de ayer con tres detenidos por la Guardia Civil en la provincia de Lugo, por situar camiones de modo que obstruían el paso de vehículos pesados en el acceso a la factoría de Lactalis, en Vilalba. Los detenidos, una vez puestos a disposición del juez, quedaron en libertad. Uno de ellos, según confirmaron fuentes familiares, es el presidente de la Plataforma para a Defensa do Transporte, Manuel Núñez. El conflicto podría intensificarse en las próximas horas tanto en Lugo como en A Coruña.

Según la versión ofrecida por la Guardia Civil, a las 06.15 horas de ayer, en el cuerpo de seguridad recibieron información de que en las inmediaciones de la entrada de una fábrica de Vilalba había tres camiones que impedían el paso.

Miembros del instituto armado se movilizaron para comprobar la información recibida y vieron tres camiones, dos de ellos aparcados a la derecha de la vía y otro a la izquierda, de modo que permitían el paso de vehículos ligeros pero no de los pesados, que no podían entrar ni salir de la factoría, cuyo nombre no se facilita en la información oficial.

Requerimiento

Según la Guardia Civil, los conductores de los tres camiones trataron de ausentarse del lugar cuando fueron requeridos para que se identificasen, y para que retirasen sus vehículos. Siempre según la misma versión, tras reiterarles que tenían que retirar los camiones porque, en caso contrario cometerían un «ilícito penal», se negaron y trataron de abandonar el lugar en un turismo que los esperaba. Los agentes procedieron entonces a la detención de los tres conductores: F.?Q.?G., de 23 años, vecino de Quiroga; N.?L.?G, de 35, vecino de Lugo, y Manuel Núñez González, de 50 años, vecino de O Incio.

A los tres se les atribuye un presunto delito de desórdenes públicos, contra el derecho de los trabajadores y desobediencia grave a los agentes de la autoridad.

En la página web en la que la Plataforma informa acerca del desarrollo del conflicto, se daba cuenta ayer de las decisiones adoptadas a raíz de la asamblea celebrada en Curtis. En ella se indica entre otras cosas que en breve se dará a conocer un número de cuenta bancaria para ayudar al «amigo y compañero» Transportes Damil, cuyos vehículos sufrieron cuantiosos daños. Igualmente, piden a los transportistas gallegos que reflexionen sobre «el hipócrita papel que están jugando las manipuladas asociaciones amarillas en este conflicto».

En la misma página se adelante la celebración de una próxima asamblea, cuya fecha y hora al parecer ayer aún no estaba fijada. Por el mismo medio, se expresa «el absoluto rechazo a la violencia» y muestra su solidaridad con el conductor recientemente agredido.

Por otro lado y al margen de la indicada web, en algunos medios próximos a la Plataforma se destaca que el seguimiento de la huelga en la provincia de Lugo es muy alto, al igual que en A Coruña.

Votación
8 votos