El paro del transporte frena la actividad de Leite Río, que amenaza con irse


08/02/2008 02:00 h

Varias de las principales industrias de la provincia de Lugo están notando los efectos del paro del transporte, entre ellas, las lácteas. Entre las más perjudicadas se encuentra la del empresario Jesús Lence, administrador único de Leite Río, quien aseguró ayer que si persiste la situación a partir del próximo sábado tendrá que suspender la recogida de leche en las ?explotaciones.

Lence, que insiste en que ha incrementado las tarifas que paga a los autónomos con los que trabaja en un 10%, asegura que estos no quieren salir a la carretera mientras no se resuelva el conflicto por temor a los piquetes. El empresario responsabilizó al resto de las cargadoras de impedir la solución del problema con su negativa a incrementar los precios que abona a los transportistas. Mucho más duro se mostró con las empresas de la competencia. Según dijo Lence, estas no tienen problemas para distribuir porque disponen de plantas de producción fuera de Galicia, a las que están desviando la recogida y desde las que abastecen el mercado.

El empresario lucense, que asegura que tiene en su almacén 20 millones de litros de leche y entre 10 y 12 millones en pedidos por servir, insistió en que esta misma situación se repite cada año y medio, por lo que dice que se está planteando seriamente cerrar una de sus plantas de Lugo, la de Veiga de Anzuelos, en Láncara, la más antigua de todas, y trasladar su actividad a La Bañeza, en León. Según señaló, en esta zona está recogiendo ya 125.000 litros.

Jesús Lence insistió en que se está planteando la deslocalización ante la falta total de apoyo de las instituciones, y dijo que estas opiniones se las trasladaría al propio presidente de la Xunta en una reunión que mantendrá próximamente con él.

Por su parte, desde la dirección de Alcoa aseguraron ayer que el paro del transporte no ha tenido ningún tipo de incidencia en el tráfico de mercancías de San Cibrao. Sin embargo, fuentes oficiosas afirman que en la planta no están entrando ni saliendo camiones.

Otras empresas de la provincia de Lugo no están cargando para evitar posibles incidentes con las mercancías por las acciones de los piquetes.? La jornada de ayer se caracterizó por la tranquilidad, frente al gran número de incidentes de la precedente. La Guardia Civil no tenía constancia de ataques con piedras desde puentes de la A-6, ni de pinchazos de ruedas. Agentes del instituto armado acompañaron a varios convoyes de camiones para evitar que fueran blanco de los piquetes. El último partió a primeras horas de la noche desde el área de servicio de Guitiriz.

Fuentes consultadas señalaron que en la entrada de las fábricas no hay piquetes informativos, como en otras ocasiones, pero sí se ha detectado la presencia de vehículos en los que viajan varias personas, que hacen rondas para comprobar los movimientos de carga y descarga en las empresas.

Ayer también las directivas de las asociaciones Atransa y Transcaf y Acotrades, integradas en la Federación Gallega de Transportes de Mercancías manifestaron su rechazo, en una nota, al paro impuesto por la Plataforma en Defensa del Transporte por entender que perjudica a las empresas ubicadas en la zona. Además, explicaron que sus asociados están negociando con sus clientes subidas de tarifas.

Votación
8 votos