Recurren el levantamiento de la suspensión del PXOM de A Estrada

Carlos Abal, abogado de vecinos de Aedru, sostiene que el texto refundido del plan no cumple los condicionantes que impuso la Xunta para su aprobación

$tituloImg.El PXOM por el que espera A Estrada hace tres décadas escribirá nuevo capítulo judicial en el Supremo.
El PXOM por el que espera A Estrada hace tres décadas escribirá nuevo capítulo judicial en el Supremo.

a estrada / la voz 29/06/2014 07:00 h

El periplo judicial del Plan Xeral de A Estrada tiene ya escala en el Tribunal Supremo: Carlos Abal, abogado del medio centenar de vecinos ?gran parte de ellos del colectivo Aedru? que plantearon un contencioso contra el PXOM, confirmó que el pasado viernes presentaron un recurso de casación ante el alto tribunal frente al auto del TSXG que levantaba la suspensión cautelar del PXOM. Abal indicó que sus clientes son propietarios de terrenos del entorno de las calles Antón Losada, Rúa 20 y Rúa 25 de xullo, que presentaron el contencioso básicamente al ver cambiada la calificación de sus terrenos de Suelo Urbano Consolidado en el PXOM de la etapa del bipartito que no llegó a aprobarse ?«el único que salió a exposición pública»? a Suelo Urbano No Consolidado en el nuevo plan: «Están en desacuerdo con esa calificación urbanística, y defienden sus derechos como cualquier ciudadano, no tienen intención de dañar al alcalde, a la Xunta o al Concello», sostiene.

Abal sostiene que la bolsa de suelo de los recurrentes cumple los requerimientos para ser urbano consolidado, porque tiene todos los servicios «como Benito Vigo, por ejemplo». El Concello niega el carácter urbano consolidado porque sostiene que todas las calles son fruto de una urbanización irregular, a lo que se opone Abal, quien señala que el propio Concello la llevó a cabo y llegó a expropiar terrenos en rúas como la 25 de xullo. Además, dice que se usa un criterio distinto en la zona deportivo-educativa, con terrenos calificados como urbano consolidado pese a que «ahí sí se hizo una urbanización irregular, porque toda esa zona aparecía en las normas de 1978 como suelo rústico, sin calles trazadas».

A mayores de este aspecto concreto, señala que su equipo técnico-jurídico observó «muchas otras irregularidades que afectan al PXOM en su conjunto», con informes desfavorables de Secretaría e Intervención ?este último tira por tierra las cifras el estudio económico-financiero, asegura el letrado?. Asegura que por ello sus clientes optaron por recurrir todo el plan, en lugar de la parte que les afecta directamente porque sería «un parche que generaría inseguridad jurídica». Abal dice que la aprobación condicionada del PXOM que hizo la Xunta no se ajusta a la ley. Pero además, considera que el texto refundido posterior no da respuesta a las objeciones marcadas, por lo que recurren al Supremo para que estudie su contenido y suspenda de nuevo el plan.

Votación
6 votos