Imagen:Los más pequeños se divirtieron mientras aprendían gracias a un gran número de actividades

Las utilidades de la energía del sol inundan A Quintana

El primer Encontro Solar mostró los beneficios de las fuentes renovables


«¿Vós credes que con estas caixas poderemos construír un forno?» La incredulidad de los alumnos del colegio Ramón Cabanillas de O Castiñeiriño se reflejó en sus caras cuando descubrieron que sí, que se puede construir un horno con dos cajas de cartón, papel de periódico, pintura negra, papel de aluminio y una plancha de vidrio. Y que con este artilugio incluso se puede cocinar un sabroso asado de carne. Por eso, eran muchos los que afirmaban que al regresar a casa iban «a construir un horno de estos y así mi madre no va a volver a gastar electricidad».

A Quintana se convirtió ayer en un hervidero de chavales que descubrían las utilidades de la energía solar en la vida diaria. Las placas fotovoltaicas instaladas en la plaza compostelana ponían en funcionamiento juguetes, linternas, pequeños ventiladores e incluso el cargador de un teléfono móvil. También calentaban agua. Pero lo más sorprendente era que durante este I Encontro Solar, organizado por Adega, se cocinó con energía solar un asado, chocolate y cuscús. Y todo esto durante una mañana que continuamente amenazaba a lluvia. «As placas solares funcionan tamén en días anubados, aínda que se o sol non quenta con forza tardan máis en poñerse en marcha». Así explicaban desde Adega la operatividad real de este tipo de fuente renovable en lugares propicios al mal tiempo, como Galicia. De hecho, y como afirma el director xeral del Inega, Juan J. Álvarez, «cada ano medra a demanda das subvencións que tanto nós como a Consellería de Industria temos en marcha para a instalación deste tipo de tecnoloxía». Y es que gracias a la energía solar es posible calentar agua sanitaria o climatizar una vivienda. «Os sistemas estánse a mellorar e aínda que agora sirva fundamentalmente para a agua, moi pronto poderá producir a electricidade suficiente para abastecer unha casa». Precisamente, el Parlamento de Galicia acaba de apuntarse a las energías renovables y ha instalado 42 metros cuadrados de placas y otros diez de colectores solares que generan electricidad y agua caliente.

Pero el uso del sol como fuente de energía no es algo nuevo. Ya nuestros abuelos ponían la ropa «ao clareo» para quitar las manchas y las impresionantes galerías que coronan los edificios de la zona monumental permitían la entrada de luz, y con ella calor, a las casas. El Roteiro Solar organizado por Adega puso en contacto a los escolares con el aprovechamiento secular del astro rey.

Desde las primeras edades

Los más pequeños también entraron en contacto con la conciencia ecológica de manos de «unha ofrenda de agradecemento ao sol» y con las manos y la cara llenas de pintura se afanaron en dibujar un enorme mural, antes de empezar con los juegos. «A educación medioambiental é moi importante dende as primeiras idades. O avance significativo desta sensibilización poderá garantir nun futuro a nosa calidade de vida e a das vindeiras xeracións». La concelleira de Medio Ambiente, Elvira Cienfuegos, aboga por seguir poniendo en marcha iniciativas de este tipo. Mientras, los pequeños se divierten a la vez que comprenden la importancia de cuidar el entorno.

Votación
7 votos
Etiquetas
Parlamento de Galicia Energía solar INEGA