La afición se concentrará desde dos horas antes del partido en la puerta 0 del estadio

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
La afición recibió a su equipo a la vuelta de Mallorca. PACO RODRÍGUEZ

Los futbolistas del Dépor jugarán empujados por más de 34.000 almas. En un nuevo acto de apoyo a su equipo la Federación de Peñas convocó a la afición a reunirse en la puerta 0 del estadio dos horas antes del partido de esta tarde contra el Zaragoza. Desde las seis animarán la llegada de sus ídolos instantes antes del arranque de un duelo trascendental para la suerte del Dépor. Solo queda un último paso, el de la tercera victoria consecutiva, para culminar la remontada desde la última plaza de la clasificación y los seguidores volverán a erigirse en el motor de su equipo.

Así, Riazor, que presentará un gran aspecto, pues se van a vender prácticamente todas las localidades disponibles para este encuentro, se convertirá en una olla a presión, un ambiente con el que la afición espera acobardar al Zaragoza, que marca la distancia respecto a los ansiados puestos de permanencia. La Federación de Peñas pidió el máximo apoyo para «cargar de motivación a la plantilla» en el momento trascendental de la temporada.

La imagen de la calle Manuel Murguía, donde se sitúa la puerta 0 del estadio, será similar a la que la afición ofreció el pasado lunes, cuando recibió a sus ídolos a la vuelta de Palma. La hinchada que nunca se rinde la pintó de blanquiazul y gratitud a un equipo por fin dispuesto a demostrar que no está muerto.

Se espera que un buen número de aficionados reciba al autocar que trasladará a los jugadores del Dépor desde el hotel de concentración hasta el estadio. Si se cumple el horario habitual, el equipo llegará sobre las seis y media de la tarde, hora y media antes del pitido inicial del árbitro José Antonio Teixeira Vitienes. También poco antes o después del Dépor la expedición del Zaragoza, que aterrizó ayer por la tarde en A Coruña, llegará al estadio, aunque el recibimiento por parte de la hinchada blanquiazul será muy diferente.