El Deportivo multiplica su media de expulsiones desde la llegada de Domingos Paciência

Con Oltra sufría una media de 0,11 rojas por partido; con el portugués, 0,8

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La expulsión de Abel Aguilar ante el Getafe se ha convertido en la cuarta que ha sufrido el Deportivo desde que hace poco más de un mes cambió de entrenador, tras las que habían visto Silvio y Paulo Assunçao ante el Valencia y Evaldo frente a la Real Sociedad.

La llegada del portugués Domingos Paciência al banquillo coruñés ha supuesto un aumento en la agresividad del Deportivo sobre el campo, y esa nueva filosofía de juego se ha visto reflejada en la cantidad de tarjetas amarillas y expulsiones, que se ha incrementado de forma considerable desde entonces.

El Deportivo solo se quedó con diez jugadores en dos de los 17 partidos dirigidos por José Luis Oltra esta temporada, lo que supone una media de 0,11 expulsiones por encuentro, muy por debajo del promedio de 0,8 que lleva el equipo desde la llegada de Domingos, con cuatro en cinco partidos.

La diferencia no es tan elevada en lo referente a las tarjetas amarillas, a pesar de que se mantiene una tendencia similar, ya que el Deportivo ha sido amonestado 4,2 veces por partido en la etapa de Domingos, frente al promedio de 2,82 tarjetas amarillas con Oltra, un 32,8% menos.

En las cinco últimas jornadas, mientras el Deportivo sufrió cuatro expulsiones sus rivales tan sólo se quedaron en una ocasión con un jugador menos, precisamente este pasado sábado ante el Getafe, cuando el portero Miguel Ángel Moyá vio una roja directa a los once minutos de juego.

Abel Aguilar llegó a pedir el pasado viernes que había que tener cuidado para que «la intensidad no se convierta en agresividad», pero el jugador colombiano se vio obligado a abandonar el campo de forma prematura un día después, después de ver dos amonestaciones.

El Deportivo ha sido castigado hasta ahora con 69 tarjetas amarillas y una roja directa, la que vio Paulo Assunçao hace una semana ante el Valencia, en una temporada en la que sólo ha terminado un partido sin amonestaciones, en la quinta jornada en Riazor ante el Sevilla (0-2).

Más información Selección realizada automáticamente