El timo de la imagen

Lendoiro adeuda por derechos de imagen 3,48 millones de euros, cantidades que no ampara la AFE y que solo pueden reclamarse en los tribunales

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

A Lendoiro nunca le ha gustado pagar a tiempo. Jugar con los plazos ha sido una de las características de su forma de negociar, casi siempre desde una posición de fuerza o de necesidad ajena. Una forma de proceder que alcanza su máxima expresión con los llamados derechos de imagen. En la lista de acreedores que acompañaba la petición de concurso del Deportivo figuran 3,48 millones de euros por este concepto, algunos relacionadas con jugadores que ya no están en la plantilla -como Pablo Amo, Juca, Lafita, Morel, César Martín, Antonio Barragán, Juan Rodríguez o Lopo- y otras de integrantes de la actual, como Valerón, Zé Castro y Riki. Una cantidad muy similar a lo adeudado por contratos federativos (3,44 millones).

Los derechos de imagen son la parte más vulnerable del salario de futbolísticos y corresponden, habitualmente, al 15% del total. Son ingresos que figuran fuera del contrato federativo, no están registrados en la Liga de Fútbol Profesional y, por tanto, no sometidos a la legislación deportiva ni al amparo del sindicato de futbolistas (AFE).

La normativa fiscal establece que los futbolistas no pueden cobrar más de un 15% de su ficha por derechos de imagen, y si lo hacen estarán sujetos a la tributación que les corresponda por rendimiento del trabajo. Para cobrarlos, los jugadores cuentan con empresas propias o de sus asesores, con lo que fiscalmente es algo más beneficioso. Pero, eso sí, se les considere o no rendimiento de trabajo, cualquier conflicto sobre su cobro debe resolverse en los tribunales ordinarios de justicia, con la consiguiente inseguridad y retrasos que conlleva. El territorio favorito de Lendoiro para retrasar pagos o forzar situaciones que le permitan una reducción sobre lo pactado. Así fue tradicionalmente y así ha sido en los últimos tiempos.

La deuda más importante, siempre según la lista entregada en el juzgado por Lendoiro, corresponde a los derechos de imagen de Alberto Lopo, a través de la firma Publicidad Aloga, que se supone que se corresponden prácticamente a las cinco temporadas que el defensa central pasó en A Coruña, y sobre el que pesa una reclamación judicial. Una situación similar a la de Juan Rodríguez, al que se le adeudan, a través de Majucar, 361.000 euros. De la actual plantilla, el Deportivo debe cantidades importantes por este concepto al menos a Juan Carlos Valerón (Abrisajac), Zé Castro y Riki.