Lendoiro anuncia que pedirá el concurso en los próximos días

Dice que está a punto de presentar todos los documentos necesarios

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La entrada del Deportivo en concurso de acreedores es inminente. Durante su comparecencia de prensa de ayer y preguntado sobre si iba a haber novedades en este aspecto durante la primera semana del nuevo año, Lendoiro respondió de forma extraña y con un discurso inconexo, pero en el que se trasluce una solución inmediata: «Sí, yo creo que sí. Por lo menos es la idea que tenemos. Lo que pasa es que también son días muy especiales para los propios juzgados, días en los que o bien por asuntos propios, o bien por días inhábiles están funcionando de una manera o de otra o están cerrados en ese aspecto. Por lo tanto, esperamos que en estas próximas fechas pueda quedar totalmente solventada la presentación de los documentos necesarios. Esperemos que sea en esa próxima semana».

Las declaraciones de Lendoiro llegan después del sorprendente retraso de las últimas semanas, durante las que no se han dado a conocer avances ni acuerdos con ninguno de los acreedores del club, ni tampoco con Hacienda. Está previsto que en torno al próximo 8 de enero el Deportivo cobre más de diez millones de euros en concepto de derechos de televisión de esta temporada, por lo que anteriormente debe haber resuelto el embargo que pesa sobre sus ingresos.

Solo si antes de ese día el Deportivo está en concurso de acreedores y el juzgado levanta este embargo decretado por Hacienda, las arcas del club podrán recibir un dinero que al menos le permitiría hacer frente a esta campaña. Por este motivo, no se entiende, y hasta resulta peligrosa para la supervivencia del Deportivo, la dilación de Lendoiro a la entrada de la entidad en concurso de acreedores, así como la aparición de un administrador judicial al frente de todas las medidas.

La junta de accionistas del Deportivo aprobó el pasado día 21 unas cuentas con una deuda superior a los 90 millones de euros. Sin embargo, en el balance únicamente se recogía un débito con Hacienda de 37 millones, cuando en realidad la reclamación del erario público es superior a los 70 millones. Además, el club también debe hacer frente a la actual situación de impago a la plantilla, que cobró parte de la nómina de septiembre y se le adeuda las correspondientes a octubre y noviembre.

Lendoiro ha retrasado de forma sorprendente la presentación del concurso de acreedores. CéSAR QUIAN