Domingos Paciencia sustituye a José Luis Oltra en el Deportivo

Lendoiro elude todas sus responsabilidades en la grave crisis deportiva que atraviesa el club

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El portugués Domingos Paciencia sustituirá a José Luis Oltra como entrenador del Deportivo. Así lo ha anunciado Lendoiro en la segunda rueda de prensa del día ofrecida por el presidente del club coruñés. Previamente, había hecho pública la decisión de destituir a Oltra. El entrenamiento de mañana quedará en manos de Franganillo y no será hasta el martes cuando el nuevo entrenador y sus ayudantes, que se quedarán lo que resta de temporada, se pongan al frente del equipo con el objetivo de sacarlo de los puestos de descenso de la Liga BBVA.

La presentación del nuevo técnico del conjunto coruñés está prevista para mañana lunes a las 13.30 horas en la sala de prensa del estadio municipal de Riazor. Antes, José Luis Oltra se despedirá de la plantilla a las 10 de la mañana en la ciudad deportiva de Abegondo.

Paciencia se estrenará como técnico del Deportivo el 1 de enero por la tarde para empezar a preparar el encuentro del próximo sábado ante el Málaga en el estadio de Riazor, en el que debutará. «Estamos hablando de un gran entrenador. Estuvo a punto de ser campeón de la UEFA con el Braga», recordó el presidente del Deportivo en su intervención. El técnico firmará hasta el 30 de junio y no se contempla una cláusula de renovación automática en el caso de que consiga la permanencia.

Lendoiro reconoció en la primera de sus comparecencias públicas que la decisión de destituir a Oltra ya estaba tomada desde hace tiempo, agradeció al entrenador los servicios prestados, con quien mantiene «una magnífica relación personal», pero adujo que «a estas alturas no tienes otra opción de cambio». Lendoiro también reconoció que previamente le había comunicado a Valerón, capitán de la plantilla, la decisión.

El entrenador levantino se convierte en la cabeza de turco de la pésima situación económica y deportiva que atraviesa la entidad. De esta forma, el presidente busca evitar a toda costa que en el próximo encuentro del Deportivo como local las miradas de la afición se desplacen del banquillo al palco. En apenas dos meses, José Luis Oltra ha pasado de héroe a villano. De guiar al equipo que logró el retorno a la máxima categoría con récord de puntuación incluído y debutar con buen pie en Primera, a pagar los platos rotos tras más de dos meses de pésimos resultados y peores sensaciones. A dos partidos de cruzar el ecuador de la Liga, el Deportivo es colista con tan solo 12 puntos y 39 goles encajados.

En verano Oltra se hizo cargo de un grupo de jugadores descompensado que, como se ha venido demostrando desde el arranque de la Liga, ha tenido su talón de Aquiles en la zaga. Debido a los graves problemas económicos por los que atraviesa la entidad debido a la mala gestión del presidente Lendoiro (a días de entrar en concurso de acreedores), el grueso de los refuerzos de la plantilla corrieron a cargo del agente portugués Jorge Mendes, que colocó en el club a jugadores que no están ofreciendo buen rendimiento.

A lo largo de las últimas cuatro fechas la situación entre la directiva y el entrenador se comenzó a tensar. El punto de inflexión fue el partido en Riazor frente al Betis. Con 2-2 en el marcador y el equipo en busca de culminar la remontada, Oltra dio entrada en el campo a Bodipo en sustitución de un defensor. El Dépor acabó perdiendo (3-2) y Lendoiro, a la conclusión, cuestionó públicamente la decisión del técnico: «A veces hay que saber que un punto es un punto». La respuesta no tardó en llegar. Antonio Sanz, director de comunicación de la agencia Bahía, encargada de representar a Oltra, apuntó contra la gestión deportiva de la entidad: «La política de fichajes es deficiente; se echaron en manos de (Jorge) Mendes». La siguiente jornada el Dépor encajó seis tantos en el Calderón, empató sin goles en casa contra el Valladolid y cayó por 2-0 en Barcelona ante un rival directo como el Espanyol.