Controlar lo fácil y pequeño frente a lo complejo y grande


14/06/2017 05:00 h

Asistimos en los últimos meses a informaciones de enormes fraudes que afectan a deportistas con elevados ingresos, sin embargo, los Técnicos de Hacienda creemos que estas informaciones no se corresponden con el anuncio gubernamental de aumentar el control tributario de los contribuyentes de altos ingresos, sino que es un anuncio meramente declarativo porque la Agencia tributaria estatal no cuenta con más personal, ni ha dado más competencias a los efectivos actuales, a pesar de que Bruselas vigila que España cumpla el objetivo de déficit de este año, del 3,1% del PIB, y no cree que pueda recaudar 2.000 millones adicionales por las medidas contra el fraude incluidas en el plan presupuestario actualizado para el 2017.

Así, no se alterará la situación actual en la que el 80 % de los efectivos de la AEAT se dedica a investigar las irregularidades y el fraude de pymes, autónomos y trabajadores, y dedica solo una quinta parte de la plantilla a investigar el fraude sofisticado de las grandes fortunas y multinacionales, a pesar de ser el grupo que está haciendo el agujero más grande a las arcas públicas.

Actualmente, los Técnicos son el principal colectivo de la AEAT, de la Intervención General del Estado y del Ministerio de Hacienda, pero tienen las manos atadas por normas internas que pueden perjudicar el erario público. Algo que se puede apreciar en el desplome de las denuncias de delitos fiscales desde las 1.014 denuncias realizadas en 2011 por 909 millones presuntamente defraudados a las solo 341 denuncias de 2015 con 442 millones, mientras crece la economía sumergida.

Así, poco podrá hacerse para reducir la evasión de estos deportistas que eluden una buena parte de sus ingresos publicitarios a través de sociedades interpuestas en paraísos fiscales y cuentas opacas en Suiza.

Para reducir el fraude fiscal, sería necesario contar con más personal e inversiones en la AEAT, la creación de un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda, el incremento de 5.000 nuevos efectivos de la AEAT en cuatro años, la evaluación oficial de la economía sumergida, conocer las prácticas fiscales agresivas, los intereses y patrimonios en paraísos fiscales, la coordinación internacional para reducir la evasión, y sobre todo perseguir a los asesores y abogados que ofrecen esos mecanismos complejos de elusión a las estrellas deportivas. 

José María Mollinedo Secretario general de los técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha

Votación
2 votos