Kipchoge, correr tapado del viento y las zapatillas


15/05/2017 05:00 h

El experimento realizado por Nike para intentar bajar de las dos horas en maratón se quedó en 2:00:25 para Kipchoge. Tres fueron los elementos novedosos que hicieron que Kipchoge mejora 2:40 su marca personal y se quedara a las puertas de las dos horas. Uno fue el drafting, otro las zapatillas y un tercero los avituallamientos. El drafting se convirtió en el más destacado, distintos estudios calculaban una mejora de un mínimo de un 2% al ir detrás cuando vas compitiendo en maratón, y hasta un 7.8% en pruebas de velocidad. Los efectos del drafting son bien conocidos en ciclismo, donde es habitual ver a un corredor pinchar y enganchar con el pelotón gracias a que toma la estela de los coches de los auxiliares.

El experimento de Monza tuvo doble drafting, por un lado el coche que tapaba el viento y marcaba el ritmo, y por otro dos filas de corredores. Esto no era un hecho casual ya que también se ha demostrado científicamente que el esfuerzo que hace el segundo del pelotón no es el mismo que el que va de tercero. Por este motivo, Kipchoge siempre fue en tercera fila durante los 42.195 metros. En una maratón convencional las liebres pueden alcanzar, en el mejor de los casos, los 30 kilómetros. En Monza la liebre fue continua, lo que llevó a que Kipchoge tuviera ayuda desde el principio hasta el final.

Los efectos de las zapatillas se desconocen, pero la aparición de la novedosa zapatilla ha llevado a la IAAF a modificar el reglamento sobre ese particular. Unos investigadores neerlandeses calcularon que la marca de Kipchoge equivaldría a 2:02:18 en una maratón convencional, en la que las condiciones del terreno fueran similares.

La marca personal de Kipchoge es de 2:03:05, realizada en Londres 2016. Considerando que ese no es el mejor perfil para una maratón, se puede concluir que el tiempo que calcularon los investigadores no es muy lejano al límite que Kipchoge podría alcanzar en una maratón como Berlín, más llana que Londres. Lo que supone una incógnita es saber que hará Nike en el futuro. Las dos opciones que hay pasan por un nuevo intento o que Kipchoge, el mejor maratoniano del momento, vuelva al atletismo convencional.

Óscar Fernández es director técnico de la Federación Galega de Atletismo en Vigo

Votación
0 votos
Comentarios