Triunfó el plan trazado por Allegri


20/04/2017 08:03 h

La eliminatoria al Barça se le escapó en Turín, donde no estuvo a la altura que exigen unos cuartos de final de la Champions. Anoche lo intentó, pero esta vez no marcó un gol pronto. La Juve salió con la lección aprendida de lo que le había pasado al PSG. Quizá el partido hubiera sido otro si hubiera entrado la ocasión de Messi en el primer tiempo, pero hay que reconocer que el equipo italiano se defendió muy bien, con un portero de una entidad y una jerarquía imponentes, mientras el Barcelona insistió demasiado por el medio. Sin embargo, estas acciones apenas hicieron daño al rival, porque muchas tuvieron que plasmarse desde posiciones intermedias y alejadas de la portería. No es casualidad que el Juventus solo haya encajado dos goles en esta Liga de Campeones y que un equipo con el poderío atacante de los azulgrana no fuera capaz de hacerle un solo tanto en 180 minutos.

Aún así, a los jugadores del Barcelona no se les puede reprochar nada cuando persiguieron tantísimo la remontada como Neymar, quien podrá estar más o menos acertado, o más o menos alocado, pero nunca se rinde. La Juve hizo el partido que más le convenía y Allegri se destacó como el más inteligente de todos. Sus jugadores trazaron a la perfección el plan marcado por el entrenador italiano, con presión alta por momentos y muy efectiva a la hora de cerrar los pases interiores, lo que obligó a que Alba y Sergi Roberto tuvieran que centrar desde fuera. En esta faceta los azulgrana no disponen de grandes rematadores, algo que el rival supo interpretar de maravilla. El clásico del domingo se acerca, queda aún mucho en juego y la afición ha sabido premiar a un Barça reconocible y que lo ha puesto todo.

Votación
2 votos