Tribuna

Lesión rival, Joselu y competitividad


El Club Deportivo Lugo ha realizado un salto de calidad: ya es capaz de sumar ante los actualmente primeros seis clasificados. Hasta hace dos jornadas, solo había sumado un punto ante ellos, precisamente en Oviedo. Desde entonces, consiguió un empate en Cádiz, donde fue superior, y victoria ahora frente al Real Oviedo, con lo que gana el average directo ante los oviedistas. Los rojiblancos encadenan tres triunfos consecutivos en casa y siete de nueve puntos posibles en las recientes tres jornadas tras la derrota en Getafe.

El Oviedo fue superior al inicio. Manejó la pelota y los tiempos. En ese intervalo, el pivote Lucas Torró mostró su categoría y jerarquía. En el 0-1, jugada de fútbol directo: balón largo de David Costas, Saúl Berjón peina, error de Carlos Hernández, y remate de José Verdú, Toché. Roberto Fernández encaja el gol por su palo. Minutos después, el portero de Chantada despeja un zurdazo del gallego Borja Domínguez en una finalización similar.

Los lucenses fueron mejorando con el avance del partido, ganando posesión y profundidad. Joselu Moreno pudo igualar al aprovechar un error defensivo, principal debilidad oviedista.

En el 1-1, jugada de estrategia. Trabajo previo de Luís César Sampedro. La pizarra táctica y el esfuerzo de la semana tuvieron sus frutos. Primera asistencia de gol de Jordi Calavera en esta temporada.

El Oviedo llegaba a Lugo con un solo lateral izquierdo por la lesión de Christian Fernández. Fran Varela fue el elegido. Con 0-1, se lesionó. Fernando Hierro colocó a su mejor central, al gallego David Costas, en esa zona. Costas cumplió, pero el equipo asturiano sufrió por esa parcela. Circunstancia, a la postre, decisiva. Jordi Calavera ataca esa franja en el 1-1 y Joselu en 2-1. Seguramente, Iriome hubiese aprovechado también esta situación de haber dispuesto de más minutos, aunque venía de una lesión.

En el tramo final, con más espacios porque los visitantes arriesgaban en búsqueda del empate, el extremo derecho contó con opciones. Fernando Seoane coloca una pelota en largo en el 2-1. No fue una casualidad. Minutos antes, Héctor Verdés, central visitante, pierde la espalda ante Antonio Campillo, que golpea al larguero con la zurda, su pierna menos hábil. El Lugo mejoró en la segunda parte. Compitió en todo momento. Mantuvo la línea de presión.

El Oviedo, pese a su empuje, apenas tuvo opciones coherentes para sumar algún punto. Solo controló la pelota y la circuló con fluidez durante el primer cuarto de partido.

Nuevamente, sobria actuación de Marcelo Djaló, sin duda el central con mejor rendimiento de la plantilla. Contundente. Habitualmente, no pierde el sitio. No comete los errores del inicio de temporada, cuando era un debutante en la categoría. No arriesga en la salida de balón cuando no tiene confianza. Coherente decisión. Si se encuentra cómodo, es capaz de construir desde atrás.

Y Manu. Fue nuevamente titular. En los minutos iniciales, cuando mejor compitió el Oviedo, estuvo clarividente en la salida de balón ante la presión rival. No concedió defensivamente en ningún momento. Aportó amplitud en ataque.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas