El acierto contracorriente de Federer


18/04/2017 07:19 h

En contra de la inercia de los éxitos, Federer ha sido inteligente al parar ahora, pese a encontrarse bien. Mejor detenerse, descansar y pensar. A los 35 años, contra la euforia de las victorias, planificación. Al no jugar como mínimo hasta Roland Garros, evita un desgaste y posibles lesiones. Llegará más fresco y con energía a las citas donde tiene más opciones, Wimbledon y el US Open. Su baja en la gira de tierra es este año más relevante por su renovado dominio en el circuito.

Además surgen otros focos de atención. Por un lado, el comportamiento de Djokovic, marcado por sus altibajos anímicos. Veremos si recupera la mentalidad ganadora, perdida en los últimos tiempos, o vuelve a flaquear de cabeza, lo que supondría un problema realmente grave.

Nadal ha apuntado una mejoría. En tierra cuenta con la ventaja de jugar en su superficie favorita, pero se le va a exigir ganar. Lo que no sea eso, no se verá como un éxito completo.

Imposible descartar a Wawrinka, capaz de ganar a los mejores en cualquier superficie, también en las finales. ¿Y los jóvenes? Los mejores emergentes se desenvuelven mejor en pistas rápidas que en tierra. Progresan Zverev, Thiem, Coric, Khachanov... Intentarán plantar cara a los grandes. ¿También Kyrgios? Debe calmarse. Además, está por ver la progresión de jugadores de nivel intermedio como Dimitrov, Goffin y hasta Bautista o Carreño.

Votación
2 votos