DESDE LA EXPERIENCIA

Inteligente y luchadora


El relevo generacional es inevitable. Como en todas las facetas de la vida, esto va por etapas. Unas empiezan y otras terminan. Lo más importante es estar con muchísima ilusión, seguir disfrutando de esto y llevar al balonmano lo más lejos posible. Estoy convencida de que, aunque los cambios generacionales muchas veces necesitan su tiempo y su período de adaptación, todo va a ir sobre ruedas.

Ali es una auténtica guerrera que se fue de casa muy joven y ha estado desde entonces en grandes equipos. Me alegra ver que todo ese esfuerzo se ve recompensado de alguna forma para ella. No tengo duda de que es una jugadora con muchísima proyección, una de las gallegas con más futuro. Para mí es un orgullo verla en la selección. Tiene una visión de juego muy buena y lo mejor es que no brilla únicamente sola, sino que también hace brillar a sus compañeras. Y eso en un deporte como el balonmano es fundamental.

Es una jugadora muy inteligente que sabe leer muy bien el juego, una central nata. Sabe distribuir muy bien y es también muy templada. Creo que estas son cualidades muy importantes en el balonmano y más para una posición como es la suya en primera línea. En los entrenamientos ya la he visto bien estos primeros días. Es normal que tanto ella como las jugadoras más jóvenes que se incoporan ahora a la selección necesiten un tiempo para soltar esos nervios de los primeros días. Pero creo que ya están todas muy asentadas y poco a poco irán brillando sobre el parqué.

Ahora que mi etapa ya ha terminado, no dudo ni un segundo de que tanto Ali como otras jugadoras gallegas van a estar ahí y van a llegar muy lejos. Seguro.

Votación
1 votos
Etiquetas
Comentarios