Un derbi igualado sin rastro de cansancio


El derbi estuvo muy igualado, como suelen ser estos encuentros. Una jugada puntual suele definirlos y Aspas ha sido el encargado de hacerlo con su acierto magistral. Hubo una jugada fundamental en el minuto uno de la segunda parte, con la parada que hizo Sergio, que fue determinante en un duelo al que Berizzo salió con todo. En ese sentido, no hubo grandes sorpresas. El argentino apostó por lo que consideraba mejor y fue a ganar, y en el caso del Deportivo, Mel se decantó por unos jugadores y un sistema que le estaba dando muy buen rendimiento.

El Celta estuvo bien, protagonizando una contienda serie y completa en la que supo marcar y supo defenderse ante un rival que venía en racha. Para haber jugado el jueves, hizo un partido magnífico y se sacudió las dudas sobre el cansancio. Pensé que estaría más afectado porque por ejemplo tras visitar al Shakhtar le había costado más, pero esta vez el equipo no lo notó en exceso. Tenía muchas ganas y mucha ilusión, y aunque los derbis no suelen ser partidos bonitos y de nada valen las estadísticas ni las clasificaciones, supieron jugarlo. No hubo muchas ocasiones pero es que ni en las mejores épocas del Celta y del Deportivo se veían tampoco partidos sobresalientes.

Votación
9 votos
Comentarios