Boquete exprime la Ciudad de la Luz

Instalada en la Isla de Loge, la santiaguesa disfruta del PSG y barrios como Le Marais y Sacre Coeur

.

PARÍS / CORRESPONSAL 19/12/2016 08:55 h

Vero Boquete lleva unos meses en la capital francesa tras haber fichado por dos temporadas con el emblemático Paris Saint Germain (PSG). La capitana de la selección española disfruta de París después de despedirse de su anterior equipo, el Bayern de Múnich, ganando su primera Bundesliga el pasado mayo. Su carrera deportiva ya la ha llevado a Suecia, Rusia, Estados Unidos, Alemania y, esta vez, a Francia. La mediapunta santiaguesa se queda un poco más cerca de España y hace de la Ciudad de la luz su hogar para los próximos dos años. «Es una de las mejores ciudades del mundo: todos están cansados de escuchar ‘París, París, París y hasta que estás aquí y conoces un poco todo, no te das cuenta realmente de lo que es», explicó.

Habiendo vivido ya en cinco países diferentes, Vero está más acostumbrada a cambiar de aires. Para ella, la adaptación a la vida en Francia ha sido rápida, sobre todo gracias a que «la cultura y el idioma son mucho más parecidos al español que el alemán, el sueco o el ruso». Además, comparte vestuario con la defensa vasca Irene Paredes y la centrocampista costarricense Shirley Cruz, con las que habla en español, cosa que «siempre ayuda».

La Casa de Galicia, pendiente

«También estoy conociendo a algunos gallegos que están aquí», añade, aunque precisa que no ha podido acercarse aún a la Casa de Galicia, un centro cultural gallego situado en el norte de la capital. «Hace un par de semanas, cuando viajamos a Kazajistán, no pude ir allí a ver una película gallega», se lamenta. Además de sus compromisos con los equipos, Vero es embajadora de la UEFA para el desarrollo femenino y organiza varios campus con su Escola Vero Boquete para fomentar el fútbol, especialmente entre las niñas, lo que le deja poco tiempo para tomarse unas vacaciones en París.

Paseos por el centro

Vive actualmente en Saint-Germain-en-Laye, un pueblo cercano a la capital en el que se encuentra el centro de entrenamiento femenino del PSG, en la Isla de la Loge. Pese a tener un calendario más que apretado con las concentraciones de su nuevo equipo y las de la selección, de vez en cuando encuentra tiempo para subirse al tren y disfrutar de un paseo por París. «He visto las zonas más turísticas. Y hay dos que me gustan mucho, el barrio Le Marais y el Sacre Coeur», que corona la colina de Montmartre y desde el cual se puede admirar todo París. «También me gustan las creperías, en general», admite entre risas.

«Creo que París es una ciudad que te da mucho a nivel cultural», un aspecto que quiere aprovechar al máximo, apuntando que tiene la Ópera en su lista de actividades pendientes. «Espero disfrutar mucho de la ciudad pero, sobre todo, espero hacerlo mucho jugando, que al final es a lo que estoy aquí», subraya la santiaguesa.

Ciudadana del mundo con las raíces bien afianzadas

De los cinco países por los que ya ha pasado, lo más importante que Vero se lleva es la gente. «Al final he dejado amigos en todos los países y eso siempre es lo mejor; eso y los momentos que vives con ellos», destacó. «Ver diferentes mentalidades, culturas y formas de ver las cosas y eso te hace crecer, tanto deportivamente, porque son diferentes estilos de juego, como a nivel personal, porque te enriquece», explica.

Sin embargo, la gallega tiene las raíces bien echadas en su tierra. «Soy una enamorada de Santiago y de Galicia en general, el tener a tu gente alrededor es lo que hace que un sitio te siente bien», asegura, añadiendo que lo que más echa de menos es su familia, sus amigos y su perra. «El día a día es lo que más disfruto cuando vuelvo a casa, poder levantarme en mi habitación, bajar a mi perra a pasear, comprar el pan en la misma panadería, caminar por la zona vieja… Es algo que valoro mucho cuando vuelvo», apuntó. Por el momento, a Vero solo le quedarán las baguettes parisinas, al menos hasta que vuelva a Galicia para las vacaciones de Navidad.

«Vivo en París el mejor momento de mi carrera» 

Vero Boquete se ha convertido en los últimos años en una de las mejores futbolistas de Europa. Incluso estuvo entre las diez mejores jugadoras del Mundo en el 2014 y cuarta de la UEFA. La futbolista gallega lleva bajo el brazo una liga sueca con el Tyresö FF en el 2012, una Liga de Campeones con el FFC Frankfurt en el 2015 y la Bundesliga con el Bayern de Múnich este mismo año.

Con su llegada al PSG, Boquete busca su tercera victoria en otra gran Liga europea, la francesa, una competición que lidera después de superar el sábado en Lyon a un Olympique que llevaba casi tres años invicto en la Liga francesa. Marie-Laure Delie marcó el tanto del PSG a pase de Vero el pasado fin de semana. Además, el PSG está en cuartos de final de la Champions League, en los que se enfrentará a su anterior equipo, el Bayern de Múnich.

Así que el intento de conquistar la Liga francesa lleva camino de cumplirse tras sumar diez victorias en otros tantos partidos, con lo que el PSG lidera la tabla con 30 puntos, con 29 goles a favor y ninguno en contra. «Vivo en París el mejor momento de mi carrera», recalca. «Llego también con mucha experiencia, que he acumulado en varios países, lo que hace que disfrute de diferente manera».

El PSG femenino también ha comenzado con buen pie en la Liga de Campeones. En la vuelta de los dieciseisavos de final, Vero y sus compañeras Irene Paredes y Cristiane lideraron el equipo (4-1) para darle la vuelta a la eliminatoria frente al LSK noruego, que había ganado 3-1 en la ida. En octavos apearon al Shymkent de Kazajistán, tras ganar los dos partidos (0-3 y 4-1). La gallega ya consiguió en su día levantar la copa con el FFC Frankfurt en el 2015, convirtiéndose en la única española en hacerlo.

A pesar de estar desarrollándose cada vez más, Vero espera que el fútbol femenino acapare más la atención en Europa. «Comparado con Estados Unidos, aquí las ligas femeninas son mucho menos seguidas», comenta, aunque cree que la competición española tiene un potencial de crecimiento enorme: «Con una buena inversión, la Liga femenina española podría convertirse en una de las mejores del mundo».

Votación
9 votos
Comentarios