Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El meldonium ya es una epidemia

Decenas de luchadores rusos dan positivo por el famoso fármaco en un solo día. El fabricante desconoce el tiempo que tarda el organismo en eliminarlo

moscú / efe, 23 de marzo de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 1

Ampliar imagen

0
0
0
0

«Es una epidemia de proporciones catastróficas. Desde 1952 ni un solo caso y en un día, varias decenas. Esta situación ha mancillado la impecable reputación de la lucha rusa». Las palabras son del Mijaíl Mamiashvili, presidente de la Federación de Lucha de Rusia (FLR), quien ayer se vio obligado a comunicar que decenas de deportistas habían dado positivo por meldonium, el famosos fármaco para dolencias cardiovasculares y que fue incluido el pasado 1 de enero en la lista de sustancias dopantes por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). Desde el escándalo de Maria Sharapova, los casos no paran de multiplicarse. Sobre todo en países de la órbita de la Unión Soviética donde es conocido como el medicamento que lo cura todo. El mismo que ahora ha provocado una auténtica epidemia.

De hecho, Mamiashvili, al tiempo que aseguró que la federación de lucha hará todo lo posible para demostrar la inocencia de sus deportistas, admitió la posibilidad de que «no haya nadie a quien enviar» a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Por su parte, la Federación Rusa de Atletismo (FRA), que está suspendida por connivencia con el dopaje, también anunció ayer que cuatro atletas rusos dieron positivo por meldonium en los campeonatos nacionales disputados en febrero.

Y los medios rusos informaron ayer de que unos 40 atletas rusos ya habían dado positivo por meldonium desde principios de año en más de diez disciplinas deportivas, lo que aumenta las sospechas de la existencia en Rusia de un sistema de dopaje similar a la de la desaparecida República Democrática de Alemania (RDA).

Llamamiento desde el Gobierno

Por su parte, el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, exigió ayer a los deportistas de su país que dejen inmediatamente de tomar meldonium. «Hay que dejar de tomarlo y dejar de esconderse bajo el pretexto de que su eliminación del organismo no está investigada», dijo Mutkó en una reunión con la plana mayor de su ministerio, días después de recibir un correctivo del presidente ruso, Vladimir Putin, quien le recriminó no estar haciendo todo lo posible para atajar esta lacra que mermará ostensiblemente la representación de Rusia en Brasil.

Pese a ese toque de atención a los deportistas, el ministro aseguró que nadie sabe a ciencia cierta «cuánto tiempo se necesita para la eliminación» del meldonium. Tanto expertos rusos, como la compañía letona fabricante de ese fármaco cardiovascular, Grindeks, aseguran que rastros de ese preparado pueden permanecer en el organismo durante varios meses. «El período de semivida de eliminación del meldonium del organismo es de solo 4-6 horas, pero el plazo de su completa eliminación es significativamente mayor», señaló Grindeks en una nota pública que se difundió ayer.

El fabricante explica que «debido a la farmacocinética no lineal del meldonium, su total eliminación del organismo puede prolongarse durante varios meses, lo que depende de varios factores».

Entre ellos, la nota menciona «la dosis, la duración del tratamiento, la fisiología individual del organismo, la sensibilidad de los métodos y el tipo de muestra (sangre u orina) que se usa para detectar la sustancia».

No hay estudios clínicos

Vitali Mutkó, al igual que los abogados de varios deportistas afectados insisten en esta tesis, en que el organismo conserva rastros del meldonium incluso varios meses después de su última toma. Mutkó subrayó ayer que la AMA no llegó a realizar ningún estudio clínico sobre el plazo de eliminación del meldonium del organismo de los deportistas. El propio Gobierno ruso ha abierto una investigación para esclarecer en cada caso de positivo cuándo el deportista consumió por última vez esas pastillas, que se pueden comprar en cualquier farmacia sin receta. La rusa Yulia Efímova, cuatro veces campeona mundial de natación, aseguró ayer que tomó meldonium antes de que fuera incluida en la lista de sustancias prohibidas y por prescripción médica.

De todos modos, Mutkó recordó que la prohibición del meldonium «era conocida por todos desde septiembre del año pasado». Por eso, ya no hay excusas.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0