Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Real Madrid no dejó margen para la sorpresa

Rompió el partido ante el Fuenlabrada en el segundo cuarto se clasificó con autoridad

A Coruña, 20 de febrero de 2016. Actualizado a las 00:45 h. 1

0
0
0
0

El Real Madrid certificó el pasaporte para las semifinales ante el Fuenlabrada, , en un partido que controló en todo momento. Tomó nota de la primera jornada de la Copa y probablemente de unos cuantos encuentros de esta temporada que se le escaparon por desatender sus tareas defensivas. Ante el Fuenlabrada se empleó a fondo en los dos lados del campo y encarriló la eliminatoria en un segundo cuarto en el que pudo desplegar su baloncesto más alegre, salpicando triples, contragolpes y vuelos sin motor de un inspiradísimo Taylor.

El primer cuarto discurrió por cauces de igualdad porque el colectivo de Cuspinera aguantó el intercambio de puntos. Encontró un filón en los balones a los pívots cada vez que Ayón salía al perímetro. Entre Stevic y Paunic sumaron dieciséis puntos en diez minutos. Pero el principal artillero, Popovic, se quedó en blanco, anulado por un Llull asfixiante en el trabajo defensivo.

En el segundo cuarto Laso encontró la manera de sellar las vías de paso hacia el aro. Al Fuenla tampoco le entraban los triples. Los rebotes caían casi siempre en manos merengues. Y el Madrid, cuando puede correr y de vez en cuando golpear desde el triple, se escapa en el marcador. Al descanso, 54-34. Los dos tiraron lo mismo de dos (17) que de tres (13). Pero unos anotaron  cuatro canastas dobles más, tres triples más y tres tiros libres más. Y Cogieron ocho rechaces más.

A partir de ahí el partido apenas tuvo historia. El Real Madrid estabilizó las diferencias en el entorno de los veinte puntos en el tercer cuarto y el Fuenlabrada no evidenció fe en la remontada. Ese capítulo acabó con un 77-59 en el electrónico.

En el arranque del último acto el Real Madrid cogió una pájara que obligó a Laso a pedir tiempo muerto cuando todavía restaban algo más de siete minutos y el rival se acercó a catorce.

Ahora el Fuenlabrada, y su afición, sí que creyeron en la épica. Por dos veces se quedó a las puertas de bajar al renta a nueve o diez puntos. El Madrid volvió a castigar desde la línea de tres y ahí acabó el partido. A falta de dos minutos tuvieron su oportunidad Hernangómez y Doncic, a quien le bastó ese tramo para dejar una pincelada.

Real Madrid 101: Lllull (11), Carroll (18), Maciulis (15), Reyes (10) y Ayón (12) -cinco inicial-. Sergio Rodríguez (2), Rivers, Taylor (12), Nocioni (14), Lima (2), Doncic (2) y Hernangómez (2).

Fuenlabrada 84: Tabu (5), Popovic, Paunic (27), González (8) y Wear (2) -cinco inicial-. Urtasun (22), Uriz (2), Stevic (9), Llorca (3), Smits y Sobin (6).

Árbitros: Pizarro, raña y Perez.

Incidencias: Coliseum. Tercer partido de cuartos de final de la Copa. Lleno.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0