Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Valencia y el Sevilla siguen adelante en la Copa del Rey

El Mirandés pone fin a su sueño, mientras que el equipo de Neville apeó al Las Palmas, pero recuerda cada vez más al de Koeman

valencia, miranda / colpisa, efe, 29 de enero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 2

Ampliar imagen

0
0
0
0

Valencia y Sevilla siguen adelante en la Copa del Rey a costa del Las Palmas (0-1) y Mirandés (0-3) en una jornada propicia para los equipos visitantes.

El Valencia de Gary Neville se va pareciendo con el paso de las semanas cada vez más al de Ronald Koeman, aquel que en el año 2008 levantó la séptima Copa del Rey del club. Es un desastre en Liga, incapaz de conseguir una victoria aún estando más cerca del descenso que de Europa, con parte de la afición de uñas pero, eso sí, en Copa es otra cosa.

En Las Palmas fue superior al equipo local en la primera mitad y después fue capaz de sufrir para acceder a unas semifinales en las que el Barcelona parece el rival más complicado.

No se puede negar que desde el inicio mostró ambición el equipo de Gary Neville. Nada más arrancar, un buen centro de Gayà casi lo aprovecha para mandar a la red Negredo de espectacular volea.

La ilusión nublaba el razocinio isleño. Las Palmas quería llegar por velocidad pero no lograba a inquietar a Ryan, algo nervioso en el arranque. Y así, en una pérdida de balón de Culio en la salida, llegó el gol visitante. André Gomes, quizá el más atrevido de todos los centrocampistas, recuperó la bola, combinó con Negredo y logró zafarse del defensa para sacar un pase medido a Rodrigo Moreno, que en posición dudosa, fusiló de cerca a Lizoain en el corazón del área.

El Las Palmas creció con el paso de los minutos, pero no fue suficiente para que el Valencia perdiese su renta y se clasificase para semifinales.

Un Sevilla muy superior

Punto y final en el recorrido del Mirandés en la Copa del Rey. Cuartos de final fue la última parada en la que tuvieron que apearse los aficionados del modesto club con la ilusión desbocada. El responsable de tal desahucio fue un serio Sevilla, que con el 2-0 del choque de ida en el Ramón Sánchez-Pizjuán solo precisó de un penalti al poco de empezar para poner tierra de por medio y ver su tren particular camino de la semifinales. En menos de diez minutos el colegiado señaló un dudoso penalti a favor del Sevilla. Vélez provocó el tropiezo de Cristóforo y Vicandi Garrido se dirigió al punto de penalti. Iborra no falló desde los once metros.

Con el 0-1 todo resultó sencillo para los hispalenses. Más asentado sobre el campo, el Sevilla encarriló la eliminatoria en la segunda mitad. Anotó el 0-2 a través de Juan Muñoz. La joven perla de la cantera nervionense, pretendido por el Barcelona y equipos de la Premier, anotó a puerta vacía para acabar con la historia del partido. Superior el Sevilla en un duelo desnivelado, el 0-3 en el último minuto de partido consiguió que Coke redondeara su gran actuación. En semifinales los de Nervión presentan su candidatura a un nuevo título.

Publicidad

Comentarios 0