Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

España continúa viva en el Europeo de balonmano

Derrota a Hungría en una segunda parte en la que mejoró su juego ante el físico equipo magiar

Colpisa 26 de enero de 2016. Actualizado a las 23:34 h. 2

Ampliar imagen

Víctor Tomás celebra un gol a Hungría

0
0
0
0

España mantiene viva la esperanza de alcanzar las semifinales en el Europeo de Polonia. De momento, cumplió el primer trámite, derrotar al muro de Hungría (31-29), un equipo con un abanico de jugadores de portentoso físico y brazo, y sobre todo con una insultante juventud llamada a ser una de las grandes del continente en los próximos años. Los hombres de Manolo Cadenas supieron sufrir. Flojearon en el inicio de la primera parte, pero mejoraron ostensiblemente tras el descanso. Buen partido coral, en el que los españoles jugaron bien tanto en las superioridades como en las inferioridades.

España comenzó realmente mal, fuera de partido. El 5-1, con Ugalde como hombre adelantado, fue violentado con facilidad por el equipo magiar. Si en defensa las cosas no iban bien, en ataque tampoco. Contra el superávit de centímetros y kilos del 6-0 húngaro, la ofensiva española estuvo imprecisa. Sólo Aguinagalde, que provocó dos siete metros consecutivos, parecía crear algún quebradero de cabeza al joven y talentoso equipo que dirige Talant Dujshebaev. La primera línea magiar, con los dos Nagy y Bodo, abrió brecha en un santiamén hasta un peligroso 3-6 (m .11). Manolo Cadenas solicitó un tiempo muerto y varió la disposición defensiva al habitual 6-0, donde el equipo volvió a echar de menos, y de qué manera, a Gedeón Guardiola. La variante permitió recortar la distancia con dos goles consecutivos de un enchufado Ugalde. Con un más ajustado 6-7 a favor de los húngaros, Dujshebaev pidió el tiempo muerto para enfriar al reacción de los de Cadenas. No le salió bien la jugada, ya que su hijo, rival por un día, devolvió la igualada a ocho tantos.

Parecía que España estaba encontrando su camino, pero llegó la exclusión por dos minutos de Joan Cañellas. Sin embargo, Hungría no pudo abrir brecha. Igualdad hasta el descanso, al que se llegó con 15-15. En la segunda mitad, los hombres de Cadenas comenzaron mejor y lograron adquirir una renta de tres tantos. Pero el cañonero Laszlo Nagy comenzó a ser un martillo pilón con sus obuses -nueve goles anotó el exazulgrana- y la diferencia menguó hasta una nueva igualada a 23 en el ecuador del segundo tiempo.

Pero a diferencia del día de Dinamarca, los españoles sí supieron aguantar las embestidas magiares. La renta hispana alcanzó los cuatro goles (29-25, m. 54). Sin embargo, las inferioridades volvieron a complicar la vida a los de Cadenas. Alex Dujshebaev, en inferioridad, puso el 30-28 que iba a ser decisivo. Valero Rivera, con el tiempo cumplido, cerraba el partido desde los siete metros. Este miércoles toca medirse a Rusia y hacer números después para saber si hay opción de premio.

Ficha técnica

España: Pérez de Vargas; Víctor Tomás (4), Maqueda (1), Morros, Ugalde (3), Raúl Entrerríos (4), Del Arco -equipo inicial-; Sterbik (ps), Gurbindo (1), Aginagalde (2), Cañellas (4), Antonio García (4), Baena, Rivera (5, 4p), Mindegia y Dujshebaev (3).

Hungría: Mikler; Hornyak, Laszlo Nagy (9), Kornel Nagy (5), Bodo (3), Ivancsik (1), Banhidi (2) -equipo inicial-; Schuch (1), Pasztor, Gazdag (2p), Jamali (3), Faluvegi (1), Zubai (1), Borsos, Ancsin (1) y Bartucz (ps). Marcador: 1-3, 3-5, 6-8, 9-10, 12-13, 15-15 (descanso); 18-16, 22-19, 23-23, 26-24, 29-26 y 31-29.

Arbitros: Excluyeron por dos minutos a Cañellas, Morros, Maqueda, Antonio García y Víctor Tomás por España; y a Ancsin, Gazdag (2), Zubai y Borsos por Hungría.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0