Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Iker Casillas, el enemigo en casa

El nuevo técnico del Oporto, José Peseiro, ha vertido durísimas críticas al portero en los últimos tiempos

Colpisa 21 de enero de 2016. Actualizado a las 18:28 h. 11

0
0
0
0

Iker Casillas vive sus horas más complicadas como futbolista. Y esta vez lejos de su casa de Madrid, sin poderse aferrar a la idea de que las críticas vienen de hinchas intoxicados, que le atacan de modo injusto. Le sucede en Oporto, donde es uno de los nuevos en un club que vive en constante estado de agitación. Pese a ser un veterano por su condición de leyenda del fútbol, no siente el respeto mediático al contar con un status de nuevo en una entidad en la que no paran de crecer los incendios. Desde que llegó a orillas del Duero, sabía que no sería una aventura fácil pero, por el momento, acumula más decepciones que alegrías como «dragón». Nada más aterrizar como fichaje más mediático de la historia del fútbol portugués, su archienemigo José Mourinho le tiró el primer dardo para ponerle en el foco: «Es increíble el sueldo de Casillas en el Oporto», lo que no ayudó a que Julen Lopetegui, su principal valedor para esta aventura, contara con nuevos refuerzos para armar una plantilla que debido a las salidas tenía un nivel bastante inferior a la anterior. Pese a ello, el Oporto volvió a brillar en Europa, donde esperaba contar con un plus del portero que no llegó. Así, en las dos últimas jornadas el Oporto cayó ante Dinamo de Kiev y Chelsea lo que les costó, pese a sumar 10 puntos, quedar fuera de octavos de una Champions. Uno de los señalados por ser relegados a la Europa League fue el propio Casillas, que erró en el 2-2 final de la ida en Kiev y el 0-2 ante los ucriananos (que obligó a los lusos a ir a ganar a Londres cuando con 0-1 les valía empatar a ambos). El meta, en su círculo privado y también con sus compañero de selección, reconoce estar sorprendido por las expectativas desproporcionadas que se generan en el club y argumenta que de saberlo, hubiese meditado haber terminado a orillas del Duero.

Helton le agobia con paradas

El exmadridista cerró 2015 con una sonrisa al verse líder liguero, pero en este 2016 el equipo cedió la primera plaza al perder su primer partido desde el 25 de enero de 2015 ante el Sporting en Lisboa y empatar frente al Río Ave, lo que supuso la destitución de Lopetegui, que había centrado la ira de unos aficionados que aún viven del recuerdo de un glorioso pasado. El portero, más activo que nunca en las redes sociales, optó por mandar mensajes optimistas a través de sus canales personales sobre la situación «surrealista» de la entidad, ya que, en privado, reconoce que no se imaginaba, ni por lo más remoto, una situación tan tensa con todo aún por disputar. Esa agresividad que muestran los aficionados con los jugadores afecta a la plantilla, ya que excepto algunos veteranos (como el propio Iker, Maxi Pereira o Cristian Tello) el resto de futbolistas no tienen una trayectoria en clubes de este nivel y se sorprenden de la crispación social. Quizá pensó el mostoleño que la salida de Lopetegui, de la que no ha dicho nada en público por el momento, calmaría las cosas, pero desde ese día 8 la situación no ha mejorado. Ni para el equipo ni para él.

Primero, fue suplente en Copa de la Liga ante el Boavista y el suplente Helton, leyenda del club por sus títulos continentales, tuvo una actuación salvadora con un penalti detenido en la última jugada de partido. «Mi héroe, nuestro héroe», reconoció el mostoleño en una fotografía con el portero, de 37 años. Después llegó su fallo garrafal ante el Vitoria de Guimaraes, cuando no atrapó un balón aparentemente sencillo, lo dejó caer en los pies de Boba Saré, que convirtó un gol que costó la derrota a su equipo (1-0). «Cantada de Casillas atrasa a los 'dragones'», «enorme error» o «manos de mantequilla» fueron los titulares de una prensa portuguesa que no duda en cargar contra el guardameta, que también salió mal en un saque de banda y dejó la portería vacía, pero el remate de luso Valente rebotó en otro jugador y no llegó a la red. Consciente de que la derrota tenía su nombre, pidió perdón la hinchada ya en el césped.

La titularidad de la Eurocopa

Pocos ven al mostoleño a su nivel de antaño. Uno de ellos, su nuevo entrenador, José Peseiro, que es un «viejo conocido» dado que trabajó con él en la época que fue entrenador adjunto de Carlos Queiroz en el Real Madrid en la temporada 03-04. En Portugal ya hay cierta expectación por ver si Peseiro, de 55 años, mantiene su confianza en el español, ya que están muy frescas unas declaraciones de Peseiro publicadas en octubre de 2014 en el diario A Bola en las que ponía en duda su nivel competitivo. «Veremos por cuánto tiempo continúa siendo titular en la portería del Real Madrid. No se puede cambiar de portero todas las semanas, pero ningún entrenador consigue sostener a un guardameta que esté constantemente teniendo errores. El fin de Casillas está cerca», dijo entonces el ahora técnico del Oporto.

Peseiro regresa a Portugal, donde ya entrenó a Nacional de Madeira, Sporting de Lisboa (perdió una UEFA en su estadio ante el CSKA de Moscú) y Braga. A sus 55 años, ha pasado también por el Al Hilal saudí, Panathinaikos, Rapid de Bucarest, Al Wahda de Emiratos Arabes Unidos y Al Ahly egipcio. Ahora, Peseiro y Casillas vuelven a compartir vestuario y está por confirmar que el técnico ponga su futuro en manos de Casillas tras su error del domingo. Uno de los pocos que saca la cara por Iker es Vicente del Bosque. «Casillas está jugando en un equipo que tiene poca actividad defensiva y requiere una mayor concentración. Lo importante es que llegue en buenas condiciones para el Europeo. Está curado de espanto, todos los porteros tienen errores», aseguró el seleccionador, consciente de que el espectacular momento de David de Gea, nombrado otra vez mejor jugador del partido en el 'clásico' del fútbol inglés, complica su idea de mantener a Casillas. «Ese asunto con De Gea lo resolveremos en los partidos amistosos y cuando llegue la Eurocopa será lo que más le convenga», aclara el salmantino, consciente de que la afición, o al menos eso dicen las encuestas digitales, ahora mismo prefiere al portero del Manchester United.

Publicidad

Comentarios 0