Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Barça resurge en la guerra contra el Espanyol

Los azulgranas remontan el gol inicial de Caicedo contra un Espanyol que acabó con nueve futbolistas

Europa Press 07 de enero de 2016. Actualizado a las 00:29 h. 6

Ampliar imagen

0
0
0
0

El FC Barcelona ha tomado este miércoles una buena ventaja en los octavos de final de la Copa del Rey al superar al RCD Espanyol (4-1) en el Camp Nou en la ida de una eliminatoria que ha empezado con una guerra cruda entre ambos conjuntos al repetir el equipo blanquiazul el guión del derbi del sábado en Liga (0-0) y una intensidad que fue in crescendo hasta verse con dos jugadores expulsados y afortunados porque el Barça desconectara antes de tiempo.

Jugando el equipo blaugrana con dos jugadores más desde el minuto '75 no pudo ampliar mucho el marcador aunque sí sentenciar el partido con un cuarto gol de Neymar. El Barça no supo rematar a un Espanyol que todavía salió beneficiado pues solo chutó una vez a portería, que le valió para marcar por vía de Caicedo, y vio como el Barça perdonaba varias veces y como Pau López, muy nervioso y agresivo, no dejó de achicar balones que olían a gol.

El portero del Espanyol fue protagonista de varios rifirrafes, incluido uno con Leo Messi cuando el argentino le recriminó que le pisara claramente estando el argentino tendido en el suelo. Fue un derbi intenso, caliente, igualado al principio en fútbol y desequilibrado al final por el trash talking o guerra verbal sucia entre ambos lados, propiciados eso sí por el juego duro visitante. El equipo de Galca se olvidó de jugar, y se centró en intentar desmoronar al rival, sacarlo del partido por la vía extrafutbolística.

Le pudo salir bien pero finalmente los goles de Messi al final del primer tiempo y de Piqué y Neymar en la segunda parte dejan el camino hacia los cuartos de final de la Copa bastante plácido para el Barça. El Espanyol todavía tiene el factor Cornellà para la vuelta, donde intentarán la remontada aunque para ello deberán cambiar, y mucho, la imagen dada. Tan solo en los primeros minutos del Camp Nou buscaron hacer frente al Barça con el balón. Y esa debería ser la tónica para la vuelta.

Se adelantaron en el marcador gracias a Caicedo, con una buena finalización del ecuatoriano. Recortó bien a Mascherano y engañó por completo a Ter Stegen para hacer buena la jugada de Marco Asensio, quien robó un balón a Dani Alves en su campo y llegó hasta la frontal del área con la pasividad de Piqué y Mascherano.

Pero ahí empezó el festival de Dr. Jekyll y Mr. Hyde Pau López. El guardameta del Espanyol fue el mejor de su equipo, salvando goles prácticamente cantados ante Arda Turan, que debutó, Leo Messi, Luis Suárez o Neymar. Estuvo providencial, aunque también señalado al entrar en polémicas y sobre todo en la acción en la que pisó claramente a Messi en una agresión no vista por un colegiado que tuvo mucho trabajo en el juego subterráneo que tuvo este derbi.

Ampliar imagen

Tras una rápida respuesta de Messi al gol inicial de Caicedo, el argentino firmó el doblete con un golazo de falta directa. Estaba lejos y parecía imposible pero Messi envió un disparo potente y colocado a la portería de Pau López, quien no estuvo fino esta vez para dar con un balón que golpeó en la parte inferior del larguero y entró en la portería. Un golazo de un argentino que con su doblete firmó el inicio de la remontada y que fue clave en las asistencias de gol a Piqué y Neymar para poner el 4-1 final.

Prosiguió la guerra

Los últimos minutos de la primera parte estuvieron marcados por la lesión de Felipe Caicedo, quien no pidió el cambio pese a ser atendido y poco después se dejó caer de nuevo dentro del terreno de juego, provocando las quejas del Barça al entender que lo que buscaba era perder tiempo. Con los nervios a flor de piel, hubo varios 'enganchones' y siguió el barullo con el que acabó el derbi del sábado de la Liga BBVA en Cornellà.

Eso sí, minutos de intensidad y agresividad en crecimiento que acabaron con una guerra total en la segunda parte. Entonces se perdió el fútbol y empezaron las faltas, tarjetas, combates y rifirrafes. Un juego sucio en el que el Espanyol se vio más cómodo pero jugando en su contra, pues logró que expulsaran a Diop y a Hernán Pérez, y aún así no cedió en su empeño de seguir buscando a unos blaugranas desquiciados. Hasta Messi e Iniesta, que no suelen meterse en trifulcas, se vieron involucrados. Eso sí, el Espanyol consiguió que el Barça, con dos más, se olvidara de buscar el 4-1.

Debuts

Este partido comportó el debut oficial con la camiseta del FC Barcelona de Arda Turan, titular, y de Aleix Vidal, que salió desde el banquillo, una vez pudieron ser inscritos. Acabada la sanción de la FIFA, el turco salió de inicio y jugó 68 minutos yendo de menos a más. Atento a las correcciones de sus compañeros, mejoró su aportación y su ensamblaje está en camino. Jugó menos Aleix Vidal, que entró por Alves en el minuto 67, pero también sabe lo que es debutar.

Ficha

FC Barcelona: Ter Stegen; Alves (Aleix Vidal, min.67), Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Arda Turan (Rakitic, min.68), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

RCD Espanyol: Pau López; Javi López, Raíllo, Enzo Roco, Víctor Álvarez; Diop, Abraham (Burgui, min.61); Hernán Pérez, Gerard Moreno, Asensio (Salva Sevilla, descanso); y Caicedo (Jordán, min.41).

Publicidad

Comentarios 0