El Real Madrid se juega la temporada en las próximas tres semanas

Las opciones de salvar la campaña pasan por superar su eliminatoria de Liga de Campeones ante el Manchester United y la vuelta de la Copa del Rey ante el Barcelona

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Real Madrid emprendió la temporada 2012/2013 con aparente pereza, y por eso está en una situación próxima a la angustia: se juega la temporada en sólo tres semanas y ante rivales de la talla de Manchester United y Barcelona.

Con la Liga española convertida en casi una quimera, pues está a 16 puntos del intratable Barcelona, el Real Madrid vinculó todas sus opciones para esta temporada a lo que haga en la Liga de Campeones y la Copa del rey.

No es la situación más cómoda para un club con 500 millones de euros de presupuesto (670 millones de dólares), que ahora intenta dignificar su temporada en dos «competiciones del KO», dos eliminatorias en las que cualquier error deja al que falla fuera.

El primer match-ball será el miércoles, ante el Manchester United, el indiscutible líder de la Premier League. «Es el partido que todos quieren ver», aseguró el técnico del Real Madrid, José Mourinho.

El siguiente compromiso vital para los blancos será en la vuelta de las semifinales de la Copa del rey, el 25 de febrero. El Real Madrid viaja al Camp Nou tras el empate 1-1 en la ida; es decir, con la obligación de marcar si quiere tener opciones.

Y el 5 de marzo el Real Madrid concluirá la primera etapa crítica de la temporada con la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones. Resolverá el duelo ante el Manchester United en Old Trafford.

Al menos, el Real Madrid parece llegar a este tramo de la temporada en buena forma. En gran medida porque tiene a su gran estrella, Cristiano Ronaldo, en un estado pletórico. Así lo demostró el sábado con su espectacular hat-trick ante el Sevilla.

«La Champions es muy especial para el Madrid, queremos ganar la Décima. Para mí eso sería lo máximo. Quiero contribuir a ello y dejar mi huella», afirmó un motivadísimo Cristiano Ronaldo al diario The Sun.

Además, Mourinho tiene a todo su plantel a disposición a excepción del portero Iker Casillas.

Tres semanas es la distancia entre la esperanza y el fracaso. Si el Real Madrid sale victorioso de sus trances en Liga de Campeones y Copa del rey, todavía tendrá opciones de salvar la temporada y hasta podrá soñar con un enorme éxito.

Pero si cae, la desesperanza será difícil de mitigar, todavía con tantas semanas de campaña por delante.

Y nadie está en una situación más incómoda que Mourinho, con tantos rumores sobre su eventual marcha del Real Madrid a final de temporada a pesar de tener firmado hasta 2016.

Más información Selección realizada automáticamente