madrid-barça

Un Madrid-Barça para actores secundarios

Las bajas del Madrid y los debates en la portería de ambos equipos roban protagonismo a las estrellas

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Si un ojo del clásico del miércoles quedará fijado en el duelo entre dos monstruos como Leo Messi y Cristiano Ronaldo, el otro bien podría estar centrado en comprobar las evoluciones de los porteros, que no serán ni Iker Casillas ni Víctor Valdés.

Real Madrid y Barcelona vivirán un clásico de la Copa del Rey en el que los actores secundarios también reclamarán su cuota de protagonismo. Diferentes avatares propusieron un marco diferente en cada una de las porterías y ninguno de los dos equipos contarán con sus porteros de referencia. Así, Iker Casillas se perderá su primer Madrid-Barça desde el 2002 al romperse el dedo de una mano, lo que le tendrá apartado durante cerca de tres meses.

Mientras, el Barcelona volverá a jugar con Pinto, su titular habitual para la Copa del Rey, relegando a Víctor Valdés a la suplencia. Por diferentes razones, la portería de Real Madrid y Barcelona está generando infinidad de debates durante toda la temporada. Si Casillas ocupó espacio por sus eventuales diferencias con su entrenador, José Mourinho, Valdés fue objeto de polémica en los últimos días por su renuncia a renovar con el equipo azulgrana.

Pero estos dos conflictos quedaron aparcados porque ninguno de los dos jugará en el estadio Santiago Bernabéu. Si la presencia en la portería del Barcelona no ofrece dudas, no ocurre lo mismo en el Real Madrid, con idénticas opciones para Antonio Adán y el recién llegado Diego López. Adán adquirió protagonismo esta temporada al relevar a Casillas en un par de encuentros de la Liga española por decisión de Mourinho, lo que generó una enorme tensión entre hinchada y entrenador. El club tampoco le ayudó a ganar confianza, pues el mismo lunes presentó a López, fichaje de urgencia. El nuevo jugador del Real Madrid se supone que llega al club por petición de Mourinho, quien quizá lo prefiera ahora antes que Adán.

Por su parte, Pinto afronta una nueva oportunidad en la Copa. Pero es la elección voluntaria de un Barcelona que ya busca arquero ante la anunciada marcha de Valdés, cuyo compromiso firmado finaliza en el 2014. Pinto no es el elegido para ser el futuro titular, por mucho que acabe de renovar su contrato.

Si es verdad que partidos como los Madrid-Barça se resuelven por pequeños detalles, éstos podrían llegar de la mano de los porteros, actores secundarios que buscan protagonizar el papel de sus vidas.

Prueba para Mourinho

En nuevo pulso entre los dos grandes del fútbol español tiene una vital importancia para José Mourinho. El técnico portugués puede quedar seriamente tocado en caso de derrota, sin opciones en Liga y con las esperanzas puestas en Copa del Rey y Liga de Campeones. O puede resurgir de sus peores momentos, eliminando a su gran rival y devolviendo el optimismo al madridismo antes de pelear por la ansiada décima Copa de Europa.

Para ello, tendrá que superar un difícil examen. Tras recortar la distancia que separaba a Real Madrid y Barcelona en cada partido y cambiar la tendencia (los últimos enfrentamientos dieron el título a los blancos en la Supercopa de España y un empate en Liga en el Camp Nou), en esta ocasión Mourinho debe inventar para frenar el vendaval de fútbol azulgrana.

Consciente de su superioridad anímica y futbolística en el presente, el Barcelona buscará dar la estocada copera al Real Madrid, en un partido al que acude con toda la ambición y sin ninguna baja frente a un rival mermado y que está a 15 puntos de los azulgrana en la Liga. Los azulgranas consideran que la eliminatoria no se resolverá en la ida, pero si obtienen un buen resultado, lo tendrán todo a su favor para conseguir el pase a la final copera, título que defienden.

El equipo barcelonista, que volverá a ser dirigido por Jordi Roura ante la ausencia de Tito Vilanova, contará con sus mejores hombres con la única concesión de la alineación de Pinto en la portería. La principal duda radica en el eje defensivo. Regresará Gerard Piqué, sancionado en el partido liguero ante Osasuna, por lo que queda por concretar quien será su acompañante: Mascherano o Puyol.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Diego López; Essien, Raúl Albiol, Carvalho, Arbeloa; Khedira, Xabi Alonso, Modric; Özil, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Barcelona: Pinto; Alves, Piqué, Puyol, Alba; Busquets, Xavi; Cesc, Pedro, Messi e Iniesta.

Árbitro: Clos Gómez (comité aragonés).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 21.00.

Más información Selección realizada automáticamente