Un recital para proclamarse campeones de invierno

El Liceo goleó al Lleida y sigue líder

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Liceo se alzó con el simbólico campeonato de invierno de la OK Liga de hockey sobre patines. El cuadro verdiblanco logró finalizar como líder la primera vuelta de la OK Liga, después de derrotar con una gran solvencia al correoso Lleida (5-1).

Se esperaba mucho del cuadro catalán. No en vano es uno de los equipos revelación de la competición, que además llegaba a Riazor con el aliciente de poder ser cabeza de serie en la próxima Copa del Rey de Oviedo. Pero los ilerdenses se encontraron con un muro. El Liceo pasó la apisonadora y dominó el duelo desde el primer minuto de partido.

Jordi Bargalló enseñó el camino. Marcó el primero en el primer minuto con una bonita jugada personal, hizo el segundo de penalti en el 10 y dio el pase del tercero en el 23. Un recital del capitán que bien valió para poner un tranquilizador 3-0 en el marcador.

Malián se sumó a la fiesta con una gran intervención en un penalti de Rodero (24) y Pérez puso la sentencia en el arranque del segundo período (26). Incluso tuvo su momento de gloria el canterano Añón (44).

Las buenas noticias también llegaron desde el Palau. El Barça perdió 5-6 con el Igualada y el Liceo ya aventa en cinco puntos a los azulgrana.

Goles: 1-0, min 1: Jordi Bargalló. 2-0, min 10: Jordi Bargalló, de penalti. 3-0, min 23: Josep Lamas. 4-0, min 26: Toni Pérez. 5-0, min 44: Añón. 5-1, min 45: López.

Árbitros: Sandoval y Mayor (colegio de Madrid)

Incidencias: Partido de la última jornada de la primera vuelta de la OK Liga disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor.

Xavi Malián; Eduard Lamas, Jordi Bargalló, Josep Lamas y Matías Pascual -cinco inicial-. También jugaron: Toni Pérez y Pablo Añón

Lluis Tomás, Soler, Necchi, Trilla y Rodero -cinco inicial-. También jugaron: Cañellas y López.

Más información Selección realizada automáticamente

 

Bargalló festeja uno de los goles de ayer. césar quian