Fútbol gallego

Iago Beceiro: «Irme a Ucrania con 19 años me servirá para madurar»

El exdelantero del Dépor jugará en Liv tres temporadas y media junto al también gallego Lucas Pérez

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Apura sus maletas solo unas horas antes de que salga el autobús que le llevará a una nueva vida en Ucrania. El autocar le dejará en el aeropuerto de Madrid. Allí tomará un avión a Lviv, donde juega su nuevo equipo, el Karpaty. En el momento de realizar estas reflexiones, Iago Beceiro (A Coruña, 1993) era un hombre tranquilo.

-Después de haberse quedado sin ficha en el Deportivo y haber estado a prueba con el Karpaty, vuelve a ser futbolista.

-Por fin llegué al final del túnel. Es como si me quitase un peso de encima. Llevo cinco meses sin jugar y ya no aguanto más.

-Ya ha comprobado cómo es el fútbol y la vida en Ucrania. ¿Se adaptará?

-Claro. Estaré cómodo, rodeado de españoles. Como en familia. El Karpaty es un equipo en crecimiento en plena renovación y modernización. Me ofrecen un buen contrato, buenas condiciones. Y quiero hacerme valer. Coger responsabilidades. Además, me manejo perfectamente con el inglés. Es una buena opción. No tengo miedo.

-Ya veo. Allí compartirá vestuario con otro coruñés, Lucas Pérez.

-Me ha ayudado mucho y es un ejemplo a seguir. Está triunfando y si consigo hacer lo mismo será un buen escaparate para mí. Me servirá para madurar. Con 19 años, irme a Ucrania tiene que reforzar mi confianza.

-Quién se lo iba a decir hace unos meses.

-Era inimaginable. Pero tenía la corazonada de que no me iba a quedar toda la vida en A Coruña, de que no iba a tener oportunidades en el Deportivo, bien por el club o por mí. Y estos meses ni estaba contando.

-¿Se va por dinero?

-Para nada. Me voy porque quiero ser futbolista y aquí no podía ser.

-Nadie dijo que fuese a ser sencillo.

-Para nada. Pero esta oportunidad me llega porque hice cosas buenas en el pasado que han dado pie a que un club pueda atreverse a realizar esta oferta.

-¿Se imaginaba este final con el Deportivo?

-Digamos que no ha sido el final deseado. No me voy pensando que no volveré al Deportivo, porque tiene opción de recompra. Pero ahora no pienso eso.

-¿Pensó en dejar el fútbol cuando le dejaron sin ficha en el Deportivo?

-Mira, cinco meses sin jugar... me mordía las uñas en casa. No quería ver a nadie. Ni del equipo ni a nadie de otro entorno. No me dieron las facilidades que me dijeron que me iban a dar para salir. Primero me dijeron que contaban conmigo y cuando se cerró el mercado, me descartaron. No tuve margen de maniobra. Pero nunca pensé en dejar el fútbol. Tengo salud y cualidades. Yo solo quería jugar. Y no me dejaron. Si me paras dos meses, me vuelvo loco. No tengo otra cosa de qué vivir.

-¿Cómo afronta el futuro?

-Con nervios, pero como te dije, sin miedo. Tal y como están las cosas en España, que no hay un duro, también con ilusión. No hay que temer conocer cosas nuevas. Además, me fui del Deportivo en el momento justo. Cuando ya no pagaban y evitando la situación de concurso de acreedores. Casualmente, como le sucedió a Lucas con el Rayo Vallecano.

Beceiro posa para La Voz antes de viajar hacia Ucrania. gustavo rivas