punto de mira

Subiendo la dura cuesta de enero

foto de Vicente Leirachá
Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El partido es decisivo para ambos equipos», manifestó el coruñés Nano, jugador del Osasuna. Tal afirmación es una verdad a medias, como casi todo de lo que rodea al fútbol en donde, lo único cierto son los números del marcador al final de los partidos. Si el encuentro de Pamplona no termina con un empate, tanteo al que se le asigna un 28 por ciento de posibilidades según los pronósticos que gozan de notable crédito en este país, veremos como el equipo que salga derrotado negará de inmediato aquello de decisivo, porque no lo es. En el caso del Deportivo, para demostrarlo bastará con echar mano del extracto del calendario publicado hace cuatro días en La Voz, que para el seguidor venía a ser una guía con los 19 partidos que los coruñeses jugarán en esta segunda parte de la Liga. Importantes son todos los partidos y este de Pamplona lo es, pero no decisivo porque el equipo vencedor no se verá libre de la situación actual, cargada de riesgos.

El triunfo del partido que nos ocupa es muy valioso, pero no decisivo. Al vencedor le aportará un paréntesis de tranquilidad y una dosis de oxigeno que le permitirá mantenerse en pie, vivo y con moral para afrontar la jornada siguiente que planteará nuevas exigencias para ambos equipos: en Riazor, el Valencia, y como visitante del Osasuna espera el Celta.

En plena cuesta de enero, no queda otra más que subirla.