Gómez Martínez en pleno esfuerzo en la prueba de 110 vallas.

A solo 78 puntos de Londres

En un esfuerzo coral del atletismo gallego, David Gómez rozó la mínima


VIGO / LA VOZ

El atleta gallego David Gómez se quedó a las puertas de sus terceros Juegos Olímpicos. Le faltaron 78 puntos para conseguir la mínima B en decatlón. Se fue para su casa con 7.872 puntos, su segunda mejor marca de todos los tiempos y que no conseguía desde el 2004, cuando era la gran promesa de las combinadas. Se queda fuera de Londres con mejor marcas que cuando consiguió el billete para Atenas y Londres. El listón está ahora más alto.

Perseguido por las lesiones, con los dos Aquiles maltrechos, rozó la gesta en unas pistas de Balaídos convertidas en una romería. Su objetivo se convirtió en un reto coral de todo el atletismo gallego: técnicos a pie de tartán, atletas que prueba por prueba tiraron de él y una grada con un club de fans desconocido para un deporte como el atletismo.

David salió pletórico de la jornada del sábado. Se fue a casa a descansar con 4.027 puntos, su segunda marca de siempre. En teoría todo jugaba a su favor en la segunda jornada, pero falló en el lanzamiento de disco, en donde se quedó en 38,24 metros. «A partir de ahí tiven que arriscar e xa era moi difícil», reconoció después el vigués, contento pese a quedarse a las puertas.

Todo en un ambiente de euforia que jamás se había vivido en el vetusto y descuidado recinto vigués. Porque todo el atletismo gallego puso de su parte para lograr el sueño olímpico de David. Jesús Lence hizo de fisio y entrenador. Gurús como Hermida o Julio Ventín le guiaron en sus sectores.

En la pista David reconoció que los atletas le habían echado una mano tirando en cada prueba de velocidad. Miguel Gómez en el 100 y 400, Sergio Piñón esperándole en el milqui. En la grada, circularon los táper a la hora de la comida porque nadie quería perdérselo y en el anillo, gente colocada de un modo estratégico para no cesar de animar. «Na miña vida vin tan chea esta bancada, teño moito que agradecerlle a este xente», comentó. Y pese a esos fatídicos 78 puntos (apenas nada en decatlón), la fiesta acabó con verbena. Con un ágape de agradecimiento colectivo.

Votación
6 votos
Etiquetas
Atletismo Juegos Olímpicos de Londres Grecia Reino Unido Juegos Olímpicos Londres David Gómez