España ya tiene la foto de familia

Cesc Fábregas no jugará ante China por precaución

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
EFE
EFE

Tras oxigenarse unos días en tierras centroeuropeas, reencontrarse con el balón en dos bolos satisfactorios ante Serbia y Corea del Sur y disfrutar de unas horas de desahogo de regreso a España, los chicos de Vicente del Bosque iniciaron este viernes la segunda parte de su concenración para la Eurocopa. Una vez incorporados los siete internacionales del Barça y los dos del Athletic, y despedidos los ocho descartes, el seleccionador ya pudo experimentar de sus titulares en el entrenamiento vespertino programado en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, antes de la visita protocolaria del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para despedir a los campeones de Europa y del mundo.

Las primeras horas del reencuentro estuvieron marcadas por la incertidumbre sobre el estado físico de Cesc Fáregas, quien se presentó con un parte médico del Barça bajo el brazo en el que se exigía «prudencia extrema» a causa de una elongación en el bíceps femoral de del muslo derecho sufrida durante la final de la Copa del Rey disputada el pasado viernes en el Vicente Calderón. Semblante muy serio del catalán, que dejó sus cosas en la residencia e inmediatamente se trasladó hasta una clínica madrileña para ser sometido a una resonancia nuclear magnética. Su presencia en la Eurocopa dependía de los resultados de las pruebas. Hubo suerte.

«Han sido muy satisfactorias. Estoy muy contento con la evolución. Gracias por vuestro apoyo», expresó el ex del Arsenal a través de twitter.

Volvió a Las Rozas mucho más sonriente. Los servicios médicos de la Federación confirmaron que no hay rotura de fibras pero que, por precaución, el futbolista realizará un «entrenamiento individualizado de readaptación» y no participará en el amistoso del domingo frente a China, en 'La Cartuja' de Sevilla. Solo tuvo un motivo para la queja el barcelonista. A partir de ahora, sabe que, al igual que sus compañeros, no podrá usar las redes sociales por prohibición expresa del cuerpo técnico. ¡Espero que la próxima foto que cuelgue sea con la Eurocopa. Hasta pronto!, bromeó Cesc, a modo de despedida con sus seguidores.

La jornada, repleta de nuevo de compromisos publicitarios, con foto oficial incluida, también quedó marcada por la presencia de Villa y Puyol junto a sus compañeros. Se trata de ausencias por lesión de dos hombres que no encuentran recambio posible, según ha reconocido Del Bosque, pero ambos quisieron arropar al grupo. Tanto el central como el delantero son optimistas sobre el desempeño de la selección en Polonia y Ucrania.

«Uno siempre se alegra de que le añoren, pero no me echarán de menos.

Hay grandes goleadores en el equipo y cualquiera puede marcar. Torres llega en un gran estado de forma después de lo que ha sufrido inmerecidamete», señaló el Guaje en las últimas horas. Reconoció que trabajó hasta el final por recuperarse a tiempo de su grave lesión, pero que prefirió ser «honrado y fiel a sí mismo, al Barcelona y a la selección». De España dijo que «se ha ganado el derecho a ser favorita».

«Cosas de niños»

Esa condición de partir como el gran rival a batir por todos, tal y como ha subrayado José Antonio Camacho, seleccionador de China, añade una dificultad al torneo. Así al menos lo ven los jugadores. «Esta Eurocopa es mucho más difícil que el Mundial de Sudáfrica. Todo lo anterior siempre es más sencillo que lo que viene, pero el equipo está preparado», dijo Iniesta, quien sabe de lo que habla porque esta temporada conoció el desengaño con el Barça. «Tenemos un reto muy bonito por delante que costará muchísimo más que el anterior» insistió el manchego durante la presentación de la cobertura televisiva de la Eurocopa en Mediaset Sport.

«Nunca me he llevado mal con él»

Esta opinión la comparte Sergio Ramos, sabedor de que España tiene «más presión porque es la vigente campeona y quiere hacer historia en un reto único». El central sevillano aprovechó la ocasión para desmentir su mala relación con Piqué. «Nunca me he llevado mal con él. Cada uno defiende los intereses de su equipo, pero tenemos claro cuál es el objetivo a lograr ahora. Somos profesionales y nos jugamos mucho. Todo lo demás sobra. Son cosas de niños», dijo el defensa de Camas.

Alguno de los elegidos para la gloria, como Santi Cazorla, aprovechó la ocasión para acordarse de los compañeros que estuvieron en Austria y se han visto relegados. De todos ellos, el más afectado es el valencianista Soldado, ya que se hizo ilusiones y, con 27 años, ve que se le pasado uno de los últimos trenes de disputar algún gran campeonato con la selección.

«Todos los que han tenido la suerte de estar aquí, siguen con nosotros.

Han sido un ejemplo de profesionalidad y, si se vuelve a conseguir el éxito, parte es de ellos», subrayó el centrocampista asturiano.

El astro del Málaga sabe de qué habla porque se quedó fuera del Mundial por culpa de una mala temporada marcada por las lesiones. Del Bosque dispone de poco tiempo para trabajar con todos, ya que España debuta el 10 de junio ante Italia, en Gdansk, pero tiene la enorme ventaja de que el grupo sintoniza bien dentro y fuera del campo. «Es importante empezar a entrenar todos, pero nos conocemos de otros años», enfatizó Navas.