FÓRMULA 1

Fernando Alonso: «Ojalá haya una carrera loca»

El español espera poder repetir la remontada que protagonizó en la anterior carrera

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
DAVID GRAY | Reuters
DAVID GRAY | Reuters

El español Fernando Alonso (Ferrari), líder del Mundial de Fórmula 1, que saldrá noveno en el Gran Premio de China, en Shanghái, declaró tras la cronometrada principal que «ojalá llueva o haya una carrera loca». «Si llueve, todo puede pasar, porque es una lotería. Salimos novenos, lo que sería (sumar) un punto o dos. Por tanto, no tenemos nada que perder. Ojalá llueva o haya una carrera loca», explicó el doble campeón del mundo asturiano al canal de televisión Antena 3.

Alonso, que lidera el campeonato con 35 puntos, cinco más que el inglés Lewis Hamilton (McLaren), es consciente, no obstante, de las dificultades que tendrá que afrontar durante la carrera. «Sabemos que mañana será una carrera difícil», apuntó Fernando.

«No podemos ocultar la realidad de que vamos a sufrir»

«En la Q3 había un poquito más de viento, porque empeoramos medio segundo y prácticamente quedamos a la par de (el mexicano Sergio) Pérez (Sauber) y otra gente. Ha sido un empeoramiento general», explicó. «La carrera es mañana. Así que esperemos que el coche, que los domingos se comporta mejor, mañana lo haga también. Pero sabemos que va a ser duro y no podemos ocultar la realidad de que vamos a sufrir», manifestó Alonso.

Más tarde, fue rotundo al afirmar que mientras no se logre mejorar su coche irá perdiendo puntos según avance el campeonato. El monoplaza del doble campeón mundial asturiano es menos rápido que el de muchos de sus principales rivales, y su ventaja actual en el Mundial se debe a que las condiciones meteorológicas permitieron por sorpresa que se hiciera con la victoria en la segunda etapa del campeonato, en Sepang (Malasia), hace un par de semanas.

«Si seguimos con este coche, lógicamente, carrera tras carrera perderemos puntos, y ahora son pocos, o ninguno, porque la casualidad ha hecho que estemos liderando el Mundial», afirmó, pero con el coche actual «en cada carrera iremos perdiendo, perdiendo y perdiendo», reiteró. «Cuando sean ya demasiados, luego será difícil ya recuperar, por lo tanto lo que tenemos que hacer es mejorar el coche, lo que hagan los demás importa menos», opinó, y le restó importancia a las cinco piezas que Ferrari ha estado probando en su coche estos días.

La clasificación le dejó una sensación «buena», aunque «la pista cambió de la Q2 a la Q3 principalmente por la dirección del viento, que llevaba cambiando un poco también por la mañana». En la clasificación final en el tramo recto más largo del circuito, una de las más prolongadas del campeonato, los pilotos encontraron de pronto que tenían «todo el viento de cara, y por tanto en toda la recta pierdes ya tres décimas o así de tener todo el viento de cara». «Los tiempos eran más lentos, pero bueno, la pista era igual para todos, y en la Q2 hicimos décimos con la pista igual para todos, y en la Q3, novenos. Con la pista igual para todos», dijo.

La estrategia de Alonso será intentar una remontada, aunque reconoció que «va a estar difícil», pero con la ventaja a su favor de que «los domingos el coche se comporta un poco mejor y el degrado de los neumáticos también suele ser un poquito mejor que nuestros rivales y en ocasiones, y eso nos permite remontar». «Aparte de eso, creo que aunque podamos pasar a alguien que tengamos delante, tenemos gente por detrás muy fuerte: Grosjean, sin ir más lejos, en las salidas si sale parecido a las primeras carreras, y creo que nos puede adelantar en la salida», advirtió.

«Y luego tenemos a Vettel, justo en la fila de atrás, que ha ido más rápido que nosotros todo el fin de semana, y que estemos por delante de él es sólo una casualidad, pero mañana en teoría va a ir más rápido que nosotros», añadió, por lo que admitió que «la remontada es complicada». «Lo único que no podemos hacer nosotros son errores tontos, que estén haciéndolos los demás es lo único que nos está salvando, pero aparte de eso, sabemos que la gran dificultad del coche es que no es rápido, y que sufrimos», reconoció.

«El coche aquí tenía modificaciones mínimas, después de la victoria de Malasia supongo que había crecido la esperanza, pero sólo fuera del equipo, y en Bahréin el coche será parecido, o igual, porque no habrá tiempo de llevar nada para ahí», comentó. «Supongo que en Barcelona se volverá otra vez a crecer la nube y a vender un poco la moto (de las posibles mejoras de su coche), hasta que lleguemos a Barcelona con tres décimas de mejora, y los demás con una y media o dos, por tanto igual recuperamos media», explicó, pero adelantó que «va a ser un trabajo duro y constante».

«No va a haber ninguna revolución (técnica) de una carrera a otra», concluyó.

Saber más...