EGIPTO

Al menos 73 muertos en un campo de fútbol egipcio

El partido entre Al Ahli de El Cairo y Al Masri acabó en tragedia

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Al menos 73 personas han muerto y centenares han resultado heridos en los graves disturbios que se registraron en la ciudad de Port Said (noreste de Egipto) al término de un partido de fútbol del campeonato local.

Según dijo el secretario general del Ministerio de Sanidad, Hisham Shiha, a la televisión estatal egipcia, los enfrentamientos surgieron tras el partido entre Al Ahli de El Cairo y Al Masri, el equipo local.

Las escaramuzas comenzaron cuando el árbitro pitó el final del partido en el que el Al Masry infligió la primera gran derrota de la temporada al Al Ahly, uno de los mejores equipos de Egipto, al ganarle por 3-1 en el campeonato nacional. Los seguidores del Al Masry lanzaron piedras, botellas y bengalas a los del Al Ahly, según varios testigos y el fotógrafo de la AFP.

Los Hermanos Musulmanes acusaron de lo sucedido a los partidarios del presidente derrocado Hosni Mubarak. «Los sucesos de Puerto Said fueron planificados y son un mensaje de los partidarios del antiguo régimen», afirmó el diputado Esam al Erian en un comunicado publicado en la página web del Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), formación política de la cofradía.

Añadió que la Asamblea del pueblo, dominada por los Hermanos musulmanes, pedirá al ministro del Interior y a los responsables de seguridad «asumir plenamente sus responsabilidades». El presidente de la Asamblea del pueblo, el islamista Saad al-Katatni, anunció por su parte que se convocó para el jueves una reunión extraordinaria de la Cámara para abordar estos hechos.

«Era el caos total», dijo a los medios de comunicación el portugués Manuel José, entrenador del Al Ahly, que estaba en el estadio cuando se produjeron los enfrentamientos.

«Las muertes fueron provocadas por asfixia y por fracturas graves», dijo el doctor Hassan al Isnawi, director del hospital central de Port Said, a la televisión «Al Ahram Sports. Se cree que entre los muertos hay agentes de seguridad. «Esto es la guerra, no fútbol», dijo el médico del equipo de Al Ahli, citado por el diario Al Masry al Youm.

Otras informaciones hablaron de más de 300 heridos. Un aficionado que se encontraba en el estadio presenciando el partido, Hosam Mohamed Mustafa, explicó a Efe que antes del partido el ambiente era «bueno», pero que, cada vez que el Al Masri marcaba un gol, se producía una invasión de campo de los hinchas locales. «Los ultras del Al Masry saltaron al campo a linchar a los jugadores del Al Ahly», relató el joven Hosam Mohamed Mustafa, testigo de los graves disturbios.

Los aficionados del equipo de Port Said lanzaron amenazas a los ultras del Al Ahli, que a su vez respondieron, según este espectador. Una vez finalizado el partido, los hinchas del Al Masri volvieron a saltar al césped y persiguieron camino del vestuario a algunas de las estrellas del Al Ahly, como el egipcio Mohamed Abutrika, ante la impotencia de los agentes de policía presentes, explicó Mustafa.

Los ultras del Al Ahli, más conocidos como los Diablos Rojos, se han enfrentado con frecuencia a las fuerzas de seguridad egipcias en las protestas que han sacudido en los últimos meses la plaza Tahrir de El Cairo.

Helicópteros para evacuar a jugadores

El jefe de la Junta Militar egipcia, Mohamed Husein Tantaui, ha ordenado que dos helicópteros del ejército se desplacen a Port Said (noreste) para evacuar a El Cairo al equipo del Al Ahli y a sus aficionados, tras los graves enfrentamientos de hoy que han causado al menos 73 muertos. Según la agencia oficial egipcia, Mena, los helicópteros trasladarán también a algunos de los más de 130 heridos que se han producido en la batalla campal entre las hinchadas del Ahli y el equipo local, Al Masri, al final del partido.

Por su parte, la Federación Egipcia de Fútbol decidió suspender el campeonato de la Primera división del país por un período indefinido. En declaraciones telefónicas a la cadena de televisión del club Al Ahly, el presidente de la Federación, Samir Zaher, anunció la cancelación y la apertura de «una investigación urgente de los acontecimientos, por un comité de investigación para mostrar la verdad al público».