La vergonzosa presión de Zapatero


Hoy se espera que se dé oficialidad a la noticia que trascendió ayer: la absolución de Contador por parte del comité de la Federación Española de Ciclismo.

Algunos calificaban tal decisión como un motivo de alegría, pero lo cierto es que podemos estar viviendo uno de los acontecimientos más vergonzosos de cuantos han sucedido en el deporte español. Como si de un país de mercachifles se tratara, hemos visto cómo hasta el propio presidente del Gobierno ha intervenido para presionar a los encargados de resolver el caso en pro del ídolo ganador de tres Tours de Francia. «No hay base jurídica para juzgar a Contador», dijo Zapatero.

Lo que no hay es justicia si quienes la imparten no lo hacen desde la independencia. Y vista la presión a la que han sido sometidos los miembros del comité, cuesta creer que hayan sido capaces de resolver aislándose de las sorprendentes recomendaciones que les hizo el jefe del Ejecutivo. La insólita intervención de ZP ha acabado de distorsionarlo todo y desde luego en nada ayuda a la imagen de paraíso del dopaje que de España tienen en algunos países.

Votación
27 votos