Imagen:

Culpan del accidente de Corme a unos seguidores «moi quentes»

El entrenador del Muros juvenil dice que el herido fue víctima de los empujones de un grupo de aficionados

J.?M.?Ferreiro

Los aficionados al fútbol en particular y los muradanos en general andan realmente indignados con el accidente que se registró el sábado en el campo de O Cairo. Tal como informó ayer La Voz, en el transcurso del segundo asalto de la final de la Copa da Costa juvenil, que protagonizaron el Corme y el Muros, A.?F.?F., un muradano de 15 años, que asistía al partido y otros compañeros rodaron escalones abajo de la grada tras chocar contra ellos un grupo de aficionados del equipo local.

El peor parado fue el rapaz de Muros, a quien probablemente salvó de la muerte «Mon, un directivo do club, ao que coñecemos como Mon da Ambulancia, porque traballa para o 061. Estaba ao lado e andivo rápido, meteulle os dedos na boca e sacoulle a lingua evitando que se afogase. É un un home que sabe moito disto. Logo chegou unha doutora e entre os dous metéronlle un tuvo na boca», explico ayer David González Santos, el entrenador del equipo juvenil al que todos conocen como Bibi.

Comentó el técnico que su esposa estaba cerca de los chavales. Que le relató que serían entre diez o doce los que rodaron peldaños abajo después de que un grupo de chavales «que estaban moi quentes» se echaron contra ellos. Entre los que se cayeron figuraba Xeluco, un futbolista del equipo absoluto de Muros.

Recordó Bibi que el chaval era la primera vez que asistía a un partido de fútbol, «porque é un rapaz moi protexido polos pais, que, según me dixeron, teñen posto unha denuncia contra un dos que iba diante do grupo que os empurrou».

Exaltados

Después de resaltar que antes del partido a la entrada del campo los recibió un grupo de chavales «moi exaltados», Bibi lanzó la siguiente reflexión: «É unha mágoa que ocorran estas cousas. Pero tamén deben server para que reflexionemos sobre o que facemos nos campos de fútbol, aos que temos que ir a disfrutar dos partidos e pasalo ben, non a pelexarnos, nin a provocar accidentes aínda que sexan sen querer. O que non pode ser é que se lles facilite aos mozos e as mozas comida e bebidas antes de ir ao campo».

En el seno del Corme Club de Fútbol no quieren comentar nada sobre lo sucedido. Lo que si esperan y desean es que el chico se recupere lo antes posible y pueda hacer una vida normal.

Una vez que ello ocurra, algún directivo cormelán si que entonces podría hablar. Por lo que se deja claro de la parte del Corme es que no quieren manifestarse de ninguna de las maneras.

Los jugadores del primer equipo que había en el campo se encontraban lejos de la zona donde ocurrió la caída. Pero algunos apuntaron que es un lugar donde suelen estar los aficionados más mayores.

En la pequeña localidad costera del municipio de Ponteceso ayer no había otro comentario que no fuese lo ocurrido en el choque de la final de la Copa da Costa entre el Corme y el Muros. Todos tiene muy claro que el partido se desarrolló sin incidentes, un partido más a pesar de lo que se jugaban ambos conjuntos en el choque.

Ayer el Corme disputó su partido de liga ante el Castriz, en la Segunda Autonómica. El encuentro fue lo de menos y la atención estaba en saber como se encontraba el joven muradano que sufrió el día anterior la terrible caída en la que sufrió un traumatismo craneoencefálico por el impacto con el suelo.

Votación
23 votos
Etiquetas
Comarca de Bergantiños Segunda Autonómica Copa da Costa juvenil Ponteceso Muros Castriz Comarca de Muros