«Si Pino tiene un problema conmigo deberíamos hablarlo cara a cara»

El mosense, que negocia su fichaje por el Xacobeo, se siente defraudado por la actitud del director deportivo y reconoce que «algo no va bien» entre ellos


El culebrón del ciclismo gallego sigue agitándose. Pero Óscar Pereiro (Mos, 1977) siente cansancio. Porque su fichaje por el Xacobeo no acaba de concretarse y cree que Álvaro Pino es uno de los escollos.

-¿Cómo están ahora mismo las negociaciones?

-Tuve una reunión hace quince días con José Ramón Lete y después hablé con Pedro Alfaro, gerente de la Fundación Ciclismo Galego. Lete y yo pensamos que yo podría darle un impulso al equipo. Pero, deportivamente, me gustaría cambiar de objetivos. Si planteara seguir en la dinámica de ir a disputar una Vuelta, seguiría en el Caisse d'Epargne. El sábado comentaba esto con Eusebio Unzué. Quiero plantearme mi últimos años de otra forma. Para la Vuelta, el Xacobeo ya tiene a Mosquera. Esta mañana [por ayer] hablé con Lete y quedamos en seguir en contacto. Antes del 15 de noviembre quiero saber si voy a competir o no.

-El tema económico parece un gran escollo.

-Si tienen que retirarle mil euros a cada corredor para pagar mi ficha yo soy el primero que voy a decir que no. Creo que las posibilidades de mi fichaje pasan por una ampliación de presupuesto. Se están buscando medios. Yo dije que estaba dispuesto a rebajar mi caché un 50%. Es lo mínimo que pido.

-Álvaro Pino aparece como el otro gran escollo.

-Estoy sorprendido con su actitud. No tengo nada contra Álvaro. Me sorprende la ironía con la que habla de mí últimamente. Me hace pensar. Llevo cuatro años sin estar a sus órdenes. El último contacto que tuve con él como director se produjo cuando lo despidieron en Phonak por los temas de dopaje que hubo. Fui el único del equipo que dio la cara por él, diciendo que no tenía nada que ver con el asunto. Nunca he tenido una discusión con él. Pero noto que algo no va bien entre nosotros. Estoy un poco defraudado. Mezcla ajos con cebollas. Dice que mi fichaje afecta a las renovaciones. Plantea mi incorporación como algo imposible, cuando yo estoy negociando. Si Pino tiene un problema conmigo deberíamos hablarlo cara a cara. No sé qué pasa por la cabeza de Álvaro para hablar así sobre mí. Me gustaría reunirme con él. Si mañana Lete o Alfaro me piden que lo haga, lo haré.

-Comentan que Pino dice: «Pereiro o yo».

-Me lo han comentando corredores y directores deportivos en activo. Más de una persona del Xacobeo me lo ha dicho.

-¿Usted estaría dispuesto a correr en un equipo de Pino?

-Estaría dispuesto a correr en un equipo gallego. El equipo no es de nadie. Serrano, Blanco y yo impulsamos esta formación. Pero no me gusta estar allí donde no me quieren. Si mi fichaje pone en riesgo el equipo, me apartaré. Ahí están muchos amigos que se merecen tener un futuro como el mío.

-¿Tiene otras ofertas?

-Tengo tres posibilidades en el extranjero.

-¿Puede ser un gancho para un espónsor privado?

-Sí, pero no seré yo el que busque ese espónsor, tendrá que ser la Fundación Ciclismo Galego. Si yo logro un patrocinador personal, lo llevaré al equipo que quiera. Pino dijo que yo tendría que traer 2 millones al equipo. Creo que otra vez hablaba con ironía. Mi valor en el mercado no está ni en la mitad de esa cifra. Si yo consigo 2 millones me voy a correr al equipo que quiera.

-Algunos dicen que Pereiro, mentalmente, está retirado.

-Pasé un bache muy duro después del Tour. Pero creo que tengo cosas que decir. No voy a correr un año más para robar a nadie. Me preparé bien. Lo que pasa es que a veces la gente se confunde con mi manera de ser. Cuando puedo, me divierto. Si estoy de vacaciones, las disfruto. He vivido así desde los 24 años y me ha ido bien.

Votación
38 votos