Imagen:Las obras de los chalés cercanos a Juan Flórez comenzaron a principios del año pasado

El hijo de Lendoiro se está construyendo un inmueble tasado en 1,6 millones

Héctor César posee, a sus 35 años, bienes inmobiliarios por valor de casi dos millones de euros


El valor de las propiedades inmobiliarias de Héctor César Marcos, el hijo de Lendoiro de 35 años que regenta el Playa, asciende a casi dos millones de euros (333 millones de pesetas). Es el precio de tasación dado por Caixa Galicia al edificio pareado que se está construyendo en A Coruña y al piso que tiene también en el centro de la ciudad.

El hijo de Lendoiro, que está al frente del Playa Club y de una empresa privada que compite con el complejo hostelero del Deportivo, ha formado este capital a su temprana edad. Ambas propiedades figuran en el Registro Mercantil de A Coruña a nombre suyo y de su esposa como bienes gananciales.

El piso, de 87,75 metros cuadrados, está situado en la zona del paseo de los Puentes y fue escriturado hace seis años por 225.400 euros (37,5 millones de pesetas). El pago se hizo con una hipoteca de Caixa Galicia de 228.300 euros. La entidad bancaria lo tasó en 367.312,98 euros (61 millones de pesetas).

Pero su mayor adquisición la realizó durante el verano del 2007, poco después de fundar Adhesión Mercantil Coruñesa (empresa que utiliza la infraestructura del Playa para sus negocios). Héctor César y su esposa adquirieron un chalé cercano a Juan Flórez, que en su día fue de la familia Dopeso. Pagaron por la finca, situada en la calle río Tambre (al final de la cuesta de la Unión), 649.093,97 euros (108 millones de pesetas).

El inmueble fue derribado y están construyendo un edificio con terrazas, césped y piscina, tasado en 1,59 millones de euros (265 millones de pesetas). Es el precio de subasta que fijó Caixa Galicia para concederles un crédito de 1,1 millones de euros.

Se trata de un pareado de 504 metros cuadrados útiles y un espacio exterior de 200 metros cuadrados más. Cada chalé tiene cuatro alturas: sótano, bajo, primera planta y bajo cubierta.

El proyecto de división de cada una de las viviendas incluye un amplio comedor en el sótano, un salón en la planta baja, dos habitaciones en el primer piso, y un dormitorio de matrimonio con vestidor y baño en el bajocubierta. Una piscina exterior, dos terrazas y una amplia zona ajardinada completan la construcción, siempre según el proyecto aprobado.

Diez años en el Playa

En el año 1999, cuando Lendoiro, con el dinero del club, compró la concesión del Playa Club por 2,4 millones de euros, Héctor César entró en la estructura del Deportivo. Allí promovió la publicación de una revista de ocio llamada +coruña y un festival de música electrónica, el 981 Festival.

En el 2007, cuando tanto la revista como el festival caminan ya solos, crea junto a otro socio Adhesión Mercantil Coruñesa. Esta empresa, que coincide en intereses con el Playa Club, pasa a organizar el acontecimiento musical y a editar la revista herculina.

Además, creó un negocio de catering y otro de azafatas. En ambos situó como responsables al mismo personal que trabaja en estas divisiones comerciales del Playa Club. Los intereses de ambas empresas se entremezclan y los empleados del Deportivo utilizan la infraestructura del club para ofertar servicios de la empresa del hijo de Lendoiro.

Dos años después de fundar su empresa, Héctor César Marcos posee propiedades por valor de casi dos millones de euros.

Este no es el único hijo de Lendoiro que trabaja en el Deportivo. El dirigente blanquiazul tiene también a su vástago mayor, Augusto, vinculado a empresas del club. Pero siempre se ha negado a informar a los accionistas de los sueldos que perciben sus descendientes.

Votación
134 votos
Etiquetas
Caixa Galicia Festivales de Música Hipotecas Deportivo Música Subasta