Mar Guerra retrata a los castrexos en una novela épica de «alta literatura»

Refleja un mundo, construido tras seis años de investigación, como metáfora de Galicia


a coruña / la voz

«Norteáns é coma un best seller á castrexa de alta literatura», resumió su autora, Mar Guerra (Madrid, 1963), en la presentación de esta novela ayer en la Fnac de A Coruña, en un acto en el que reivindicó la calidad de las lecturas enfocadas al público juvenil e hizo una defensa del gallego como idioma vehicular en las publicaciones, pese a las reticencias que todavía persisten con el normativo. Ante una obra que supera las 500 páginas y en un discurso plagado de retranca, Guerra solicitó pasar de la página 4 para que el lector quede atrapado en una «novela épica que relata a perda da inocencia dos protagonistas» y, al mismo tiempo, recrea una sociedad, agrupada en el castro de Nola, que «é o máis admirado do mundo coñecido e é unha metáfora de Galicia». A ella trasladó características como pueblo que nos unen y que heredamos de una sociedad que se agrupaba en castros.

Esta periodista, que se estrenó como escritora en el 2008 con Xenaro e o misterio da mochila verde, obra por la que recibió el premio Merlín, investigó durante seis años para describir toda una sociedad, que no dudó en calificar de prehistórica, en un relato con reminiscencias épicas y humanistas. Aborda la lucha de clases, defiende la justicia social y la igualdad, cuestiones que reconoce «que nunca están de máis» y lo hace sobre un escenario, el castro de Nola, que es una traslación del castro de Santa Tegra y que sirve como una Ítaca a la que se resisten a renunciar los protagonistas.

Destinada a un público juvenil, la autora, con experiencia previa en el campo infantil, rechazó que se retrate este tipo de obras de «simple, ramplona e baixa literatura» y asegura que ella apostó en Norteáns por un «novelón» con un estilo que reconoció que es exigente con el lector, al que reclamó compromiso.

Verosimilitud novelada

Esta publicación tiene el atractivo de enmascararse como una novela de aventuras, en la que se entremezclan los sentimientos de amor, pasión, pero también los de traición o sacrificio, al mismo tiempo que se retrata a los protagonistas con características galaicas clásicas como el ser morriñentos o indefinidos y todo sobre un escenario en el que apostó por una «verosimilitude novelada», lo único que sigue generando pesadillas a la escritora, según reconoció.

En la presentación, Mar Guerra estuvo acompañada por el director de Edicións Xerais, Manuel Bragado, que destacó su «grande habilidade narrativa» y que remarcó que la autora «arriscouse a construír unha sociedade completa» de la cultura castrexa, que reconoció como uno de los «grandes valores do noso patrimonio». Los acompañó el concejal de cultura coruñés, José Manuel Sande, que vio en Norteáns «elementos de saga», y de la que destacó que cuenta con una profusa documentación y que supone «unha posta en valor dun mundo pouco estudado aínda».

Votación
4 votos
Etiquetas
Fnac Arte Literatura Castro de Santa Tecla Literatura galega
Comentarios