El pórtico de la Gloria viaja hasta el Cervantes de Berlín

La Fundación Barrié divulga en Alemania la gran joya del románico de Santiago


berlín / corresponsal

Para ver estos días la sonrisa del profeta Daniel, el Descenso a los infiernos o la figura del Cristo coronado, los alemanes no necesitan viajar hasta Santiago de Compostela, ni mucho menos hacer el Camino. Basta con acercarse al Instituto Cervantes de Berlín para disfrutar del imponente pórtico de la Gloria que la Fundación Barrié ha traído hasta aquí. Una serie de fotografías que hablan de los estragos del tiempo en el granito a lo largo de 800 años y que se alternan con el pórtico virtual en formato interactivo, en una cuidada exposición con una clara vocación divulgativa. «Si se aprecia fuera, se valorará más dentro», explica a La Voz Javier López Martínez, director general de la institución, poco antes de la inauguración. «Queremos dejar patente que, en materia de restauración, en Galicia actuamos con gran rigor», añade.

Y eso que «intervención» propiamente dicha todavía no ha habido. Apenas se puede hablar de catas en la obra del Maestro Mateo, que permitirán en septiembre presentar un plan de restauración, al que seguirá un plan de conservación preventiva. De horizonte temporal no quieren hablar ni la Fundación ni el Arzobispado, ambos presentes en Berlín. «El único que sabe cuándo acabarán los trabajos de restauración es él», sonríe Javier López, señalando una imagen del apóstol Santiago.

Policromía original

«Cuando descubrimos la policromía original del siglo XII, hubo que volver a hacer las pruebas de diagnóstico», cuenta acerca del proyecto de investigación, que superará los tres millones de euros presupuestados. «Hay que darle a la restauración el tiempo que necesita» y recuerda que la Capilla Sixtina estuvo 17 años andamiada.

Mientras las algas y el polvo siguen reproduciéndose y las policromías esperan pacientemente a ser descubiertas, la muestra Pórtico virtual, abierta hasta el día 18, pretende «concienciar a la sociedad de lo importante que es proteger el patrimonio», explican desde la Barrié. La primera estación es Berlín, luego le seguirá Lisboa y ambiciona viajar a Londres para emular la réplica del pórtico a tamaño natural que alberga el museo Victoria and Albert. Su intención es rotar también por las poblaciones gallegas y estar presente a lo largo del Camino de Santiago.

Votación
3 votos