Un gran pabellón protege del deterioro el dolmen de Dombate

La Diputación ha invertido en el megalito 22 años y casi tres millones


carballo / la voz

Cerca de tres millones de euros y 22 años de gestiones, diseños y trámites han convertido a Dombate en un dolmen único en España y probablemente en todo el mundo. La primera fase del proyecto de puesta en valor del megalito cantado por Eduardo Pondal y por Antonio Muñoz Molina se inauguró ayer. Lo hizo el presidente de la Diputación Salvador Fernández Moreda, el mismo que en 1989 puso a rodar la idea, que después pasó por las manos de otros dos responsables provinciales.

Si Dombate ya era único por sus pinturas y por su monumentalidad, el dinero gastado y el tiempo empleado en su protección han terminado por convertirlo en un símbolo de que «a vontade e a determinación triunfan sempre sobre as adversidades», como señaló el propio Moreda en su intervención. Además, el megalito es el único en Galicia que tiene su propio centro de interpretación, un edificio que podría ser el punto de partida para el Parque Arqueolóxico do Megalitismo, cuyo plan sectorial se encuentra al final de su tramitación.

Lo que se inauguró ayer en el Chan de Borneiro, que desde hace dos semanas acoge otro Ben de Interese Cultural, es un pabellón de casi mil metros cuadrados sin ninguna columna en el medio. Sostiene el tejado un entramado de vigas de madera traídas desde Noruega. Bajo tierra está el grueso del edificio, una construcción que tendrá que ocuparse de garantizar que la temperatura y la humedad son las necesarias para el mantenimiento de las pinturas.

También abrió sus puertas el edificio de entrada al recinto, que acogía ayer una exposición montada de urgencia con los pasos dados para la proyección del yacimiento. La construcción tendrá su propia musealización, cuya estrella será una réplica a tamaño natural de la cámara que contiene las pinturas y los grabados más espectaculares del megalitismo gallego.

Labores delicadas

Con el dolmen ya a salvo de las inclemencias del tiempo, comenzarán las labores más delicadas del proyecto. Una de las más importantes es la reconstrucción del corredor por el que los cabaneses que utilizaron el monumento funerario entraban a la cámara. Dos enormes losas esperan volver a su lugar original. También retornarán, en forma de réplicas, los idolillos que guardaban la entrada y que están ahora en el Museo Arqueológico Provincial. Asimismo se recompondrá el dolmen pequeño, una de las razones que han hecho de Dombate un monumento muy especial.

La Diputación calcula que en verano estará listo el Centro Arqueolóxico Dolmen de Dombate, que visitarán entre 40.000 y 50.000 personas todos los años.

Además de los representantes de la Diputación, propietaria del dolmen desde 1975, acudieron a la cita alcaldes de toda la Costa da Morte y el director xeral de Patrimonio, José Manuel Rey Pichel, cuya colaboración fue fundamental, según explicó Fernández Moreda, para desbloquear el proyecto.

Aunque sin terminar del todo, el recinto sigue abierto a los visitantes como hasta ahora. Hay visitas guiadas los fines de semana en horario de mañana y tarde. El dolmen también podrá ser visto de noche gracias a la iluminación interior.

Votación
10 votos