La renovadora obra de José Manuel Ballester le otorga el Nacional de Fotografía

Se distingue una singular trayectoria «cristalizada con rigor en el campo de la fotografía y su interpretación del espacio arquitectónico y la luz».


10/11/2010 21:19 h

El largo viaje de José Manuel Ballester desde la pintura a la fotografía se vio recompensado este miércoles con el premio Nacional de Fotografía, que en su edición de 2010 se le concedió por mayoría. El jurado destacó tanto «su trayectoria personal, procedente de las artes plásticas y cristalizada con rigor en el campo de la fotografía», como «su singular interpretación del espacio arquitectónico y la luz, y su aportación destacada a la renovación de las técnicas fotográficas». El galardón, concedido anualmente por el Ministerio de Cultura, está dotado con 30.000 euros.

Nacido en Madrid en 1960, José Manuel Ballester se licenció en Bellas Artes en 1984 por la Universidad Complutense de Madrid. Su carrera artística se inició en la pintura con especial interés por la técnica de las escuelas italiana y flamenca de los siglos XV y XVIII. En la década de los noventa se centró en la fotografía arquitectónica, aunque en los años 1999, 2000 y 2002 recibió el Premio Nacional de Grabado y sus obras forman parte de los fondos del MNCARS, Museo Marugame Hirai de Arte Contemporáneo Español (Japón) y Museo ARTIUM (Vitoria), entre otros.

De entre sus numerosas exposiciones destacan Lugares de paso (Valencia, 2003), Setting out (Nueva York, 2003) o Habitación 523 (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, 2005). Ha mostrado también su obra en colectivas expuestas en certámenes como ARCO, Art Chicago, Art Forum de Alemania y Parisphoto, entre otras exhibiciones.

Ángeles Albert, directora general de Bellas Artes y Bienes Culturales presidió un jurado compuesto por Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía de 2009; Cristina Fontaneda; Óscar Muñoz; Luis Feás; Marta Dahó; y Lorena Martínez de Corral.

Votación
9 votos