En Galicia, la serie «Bones» gana vida real

La antropóloga Olalla López trabaja en seis sitios arquológicos en la comunidad y, entre sus varias descubiertas está un cráneo tardorromano con señales de muerte violenta.


30/04/2009 19:45 h

Los trabajos de investigación sobre necrópolis en Galicia iniciados por expertos y divulgados en varios congresos internacionales aportan datos hasta ahora desconocidos, afirmó hoy la antropóloga Olalla López, que mostró un cráneo hallado en una necrópolis tardorromana en A Lanzada con síntomas de muerte violenta. En una conferencia a alumnos de Historia en Ourense, López explicó los «secretos» de una antropóloga física y explicó que desarrolla una investigación desde hace tres años sobre necrópolis situadas en la costa y el interior correspondientes a diferentes épocas, que permitirán comparar dietas y formas de vida.

La investigación forma parte de su tesis doctoral sobre poblaciones prehistóricas e históricas de Galicia, un trabajo que prevé concluir en dos años. Señaló que su trabajo aporta material que el equipo presenta y divulga en congresos internacionales «donde llama la atención este trabajo por la escasez de referencias que todavía hay de Galicia». Apuntó que la antropología física es un espacio científico «reciente», pero en Galicia hay resultados llamativos como el hallazgo, en la necrópolis de A Lanzada, en la provincia de Pontevedra, de un cráneo con marcas de un hachazo y de haber sufrido degollamiento.

«Eso indica que estamos ante un crimen de la época tardorromana o ante un ajusticiado», agregó.

El trabajo de su equipo de expertos de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y de la Universidad de Granada cuenta también con el apoyo de instituciones académicas británicas de Durham y Reading, en el Reino Unido. López explicó que su trabajo se asemeja al del personaje de «Bones» (Huesos), de la serie televisiva del mismo nombre, que «ha hecho visible un trabajo que pasaba totalmente desapercibido».

Algunos de los hallazgos de su investigación fueron presentados por primera vez ante los alumnos orensanos, entre ellos el cráneo de A Lanzada con una brecha frontal y una vértebra rota «perfectamente conservado como el resto de los esqueletos de ese yacimiento».

Otros yacimientos en los que trabaja López son una necrópolis en el municipio orensano de Rubiá, el enterramiento romano del subsuelo del Archivo Arqueológico de Ourense, la necrópolis de la capilla del Pilar en la catedral de Lugo «con esqueletos perfectamente conservados», la calle Real de A Coruña y el enterramiento de la iglesia de San Francisco en Compostela. Explicó que los restos estudiados con métodos antropológicos permiten conocer infecciones sufridas por el individuo o enfermedades crónicas.

El taller impartido a los alumnos se inscribe en las II Jornadas Arqueológicas, cuyo objetivo es divulgar trabajos científicos poco visibles a la sociedad y, en el caso de la antropología física, desarrollados por media docena de personas en Galicia y poco más de centenar y medio en la península ibérica, según López. Entre los antropólogos gallegos destacó como referentes el catedrático Tito Varela y el antropólogo del Instituto Forense de Verín Fernando Serrulla, entre otros.

Votación
0 votos