«Ponerme una falda a los 38 años fue lo mejor que hice en toda mi vida»

Indignada por la poca condena impuesta al hombre que la insultó y vejó, será la primera transexual en ser operada por el Sergas


a coruña / la voz

Pese a que es conocida por ser la primera transexual en jugar en un equipo femenino, la gallega que consiguió la semana pasada que condenasen a un vecino de A Coruña por vejarla e insultarla es mucho más que eso. Es una luchadora sin descanso. Se propuso tener su DNI femenino y lo consiguió, se propuso competir en un deporte y lo consiguió. Entre sus metas están operarse en Galicia a través del Sergas y parece que está a punto de conseguirlo. Sobre el incidente vivido hace año y medio, cuando un hombre la insultó y humilló en la calle, dice que jamás se sintió con tanto miedo y peores sentimientos. Le parece ridícula la condena impuesta al individuo -una multa de 360 euros-.

-¿Cómo se sintió el día que un hombre la insultó y humilló cuando caminaba por la calle?

-Pese a que vivo continuamente incidentes muy desagradables, aquel fue el peor. Nunca me había sentido así, con tanto miedo. Me sentí sola, desamparada y más cosas. Fueron los peores sentimientos que recuerdo.

-¿Qué le parece la condena impuesta al individuo?

-Me siento indignada. ¿Cómo es que solo tendrá que pagar una multa de 360 euros?.

-¿Ha vivido experiencias similares?

-Como esa, ninguna. Es cierto que ha habido momentos muy desagradables. Como tener que escuchar a unos chicos en el bus urbano llamarme travelo. Como ir a alquilar un piso y que te diga la dueña que no quiere que lleve clientes. Como estar en la cola del supermercado y que te llamen chico. Como cuando de pequeña leía en los libros de texto que lo mío era una enfermedad.

-¿Cómo se vive con eso?

-Con fuerza. Y explicándole a la gente quién soy. Nunca me callo cuando se refieren a mí en masculino. No me enfado, intento educarles y explicarles mi condición. También diré que el mundo se me va reduciendo; termino yendo a las mismas tiendas y supermercados, en donde me tratan bien, a la misma farmacia aquella en la que me sonríen, a la peluquería donde me reciben tal y como soy... Te diré que durante una etapa de mi vida no hice más que cambiarme de ciudad. No encontraba mi sitio.

-¿Es cierto que en algún momento de su vida quiso ser monja?

-Completamente cierto. Nunca lo he descartado del todo. Me siento profundamente religiosa. Soy cristiana y mi vida se rige por esos principios y valores. De hecho estoy tramitando la reforma de mi Partida Bautismal. Solo intento ser buena persona y hacer el bien.

-También quiere ser madre...

-Cierto también. Ya he estado consultando en la Xunta sobre las adopciones y me lo han explicado todo y me dieron muchas esperanzas. Espero no tardar mucho en solicitar el certificado de idoneidad. Y conseguirlo.

-¿Cuándo salió por primera vez con falda a la calle?

-En la tarde del 14 de Marzo del 2014. Con 37 años, fue lo mejor que hice en mi vida. Sé que soy diferente pero me gusta ser así..

-¿Ha cambiado la mentalidad de la sociedad?

- Sí, mucho. Aunque a la vista está que falta mucho por hacer, sobre todo educar. Pero es cierto que se ha evolucionado y la sociedad está cambiando.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
A Coruña ciudad Homofobia
Comentarios