Ferrol, A Coruña, Lugo y Santiago lideran el descontento con la política municipal

Vigo y Pontevedra, con alcaldes veteranos, son las más optimistas, según el sondeo

Coyuntura municipal en las siete ciudades Coyuntura municipal en las siete ciudades

redacción / la voz

La encuesta de Sondaxe, cuya primera entrega publicó ayer La Voz, refleja que los alcaldes de las siete principales ciudades de Galicia resisten el desgaste de los dos primeros años de mandato tras las elecciones municipales, sin grandes alardes ni grandes mayorías si se exceptúa la cómoda posición electoral del socialista Abel Caballero en Vigo. En las otras seis urbes el escenario es mucho más abierto, sin necesidad de entrar en discusiones sobre pactos poselectorales. Esta misma encuesta analiza cuestiones relacionadas con la coyuntura municipal, en concreto cómo ven la situación política y económica de las siete ciudades los encuestados, cuando los gobiernos locales están a punto de atravesar el ecuador del mandato.

Respecto al contexto político local, son las ciudades de Ferrol, A Coruña, Lugo y Santiago -por este orden- donde más encuestados creen que la situación ha empeorado, todas ellas con un porcentaje de potenciales electores superior al 40 % -sumando los que creen que empeoró y los que asumen que empeoró mucho- que ven con pesimismo cómo ha evolucionado el escenario político local desde mayo del 2015. En esta situación se encuentra uno de cada tres gallegos que viven en estos municipios (un 38,5 %).

El resto de las ciudades se mueven por debajo del 40 % en nivel de descontento, con Ourense en quinto lugar (33,3 %) y las dos ciudades de la provincia de Pontevedra -las dos con alcaldes veteranos, Abel Caballero (PSOE) y Fernández Lores (BNG)- en sexto y séptimo lugar. Vigo apenas acumula un 27,7 % de electores insatisfechos con la situación política, aunque en Pontevedra son aún menos: apenas un 23,5 %. Pero mientras que la mayoría de los pontevedreses (44,8 %) creen que la coyuntura política sigue igual, en Vigo se da el porcentaje de entrevistados más alto de las siete ciudades que asumen que la situación política de su municipio ha mejorado (26,2 %).

El pesimismo en Ferrol

Tanto en la coyuntura política como en la económica es posible que influyan factores exógenos a la vida municipal, aunque en la encuesta de Sondaxe se pregunta exclusivamente por las políticas locales. En este aspecto, el descontento va por barrios -por ciudades en este caso- y Ferrol, gobernado por la marea, encabeza el ránking del pesimismo en las ciudades, tanto en el ámbito político como en el socioeconómico. Un 54 % de los encuestados están anclados al empeoramiento de la situación política (un 37 % cree que ha empeorado y otro 17 %, que ha empeorado mucho). Analizando más al detalle la situación de la ciudad naval, solo un 14 % de los entrevistados ven con optimismo el nuevo escenario surgido de las elecciones, especialmente los electores más jóvenes (entre 18 y 29 años). Incluso hay un 28,1 % de votantes de Ferrol en Común que avalan que la vida política de esa ciudad ha empeorado, especialmente tras la crisis en el gobierno local que terminó con la ruptura del pacto por parte del PSOE.

A Coruña, ciudad que también gobierna la marea, es la segunda en la particular clasificación del descontento municipal, con un 49,2 %, que se nutre sobre todo de la mala impresión que tienen los votantes populares y socialistas de la actual coyuntura local. En Lugo, donde gobierna el PSOE, hay un 42 % de entrevistados que se declaran insatisfechos, mientras que los que se sitúan en el polo opuesto son muchos menos que en A Coruña, donde hay un 19,8 % que cree que ha mejorado frente al 10,7 % de Lugo. Santiago, gobernada por Martiño Noriega, de Compostela Aberta, se sitúa en la frontera entre las ciudades optimistas y pesimistas, con un 40,2 %, aunque hay un importante retén de electores que opinan que la situación política ha mejorado, un 27,2 %, por encima de los que consideran que sigue igual.

Opinión sobre la economía

Es en la situación económica donde se detectan más influencias de factores externos que no tienen que ver directamente con la vida política municipal. Pero también en este caso es Ferrol el que está en el primer puesto de la insatisfacción, con un 57,1 % de encuestados que opinan que la situación socioeconómica ha empeorado en una ciudad, por otra parte, que está en una crisis permanente desde los tiempos de la reconversión industrial. El ránking se completa con A Coruña (un 49,2 % que cree que ha empeorado), pero es en el tercer puesto donde se producen cambios con respecto a la situación política, pues no es Lugo, sino Ourense, la ciudad que se cuela en esa posición con un 36,6 % de descontentos con la coyuntura económica. Le sigue Lugo (35,7 %) y Santiago (34, 7 %).

Como sucede con la situación política, es en Pontevedra (29,7 %) y en Vigo (22,2 %) donde se percibe con mayor placidez el contexto socioeconómico. En la ciudad olívica hay incluso un 39,6 % que afirma que la marcha de la economía ha mejorado.

Votación
10 votos
Comentarios